• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

PROTESTAS FRENTE A EMPRESA DE BUSES

Las unidades de la ruta 201 no pudieron salir hasta las diez de la mañana, cuando los vendedores recibieron una promesa de diálogo

Las manifestaciones en contra por la instalación de las barras de control de pasajeros en los autobuses interdepartamentales no cesan, nuevamente un grupo de vendedores se pronunció en contra de estas nuevas medidas adoptadas por la empresa TUDO.

En esta oportunidad más de un centenar de comerciantes informales se apostaron frente a los portones de la terminal de autobuses de la ruta 201 con el objetivo de no permitirle la salida a las unidades, hasta que pudieran entablar una mesa de diálogo con los transportistas de dicha ruta.

El problema radica en que a partir de la instalación de las barras, cada vez que un vendedor ingresa a un autobús debe cancelar su pasaje, ya que la barra realiza el conteo del pasajero, en caso de no cancelar, son los motoristas quienes deben pagar de su salario la diferencia al final del viaje, “estamos tratando de hablar con los empresarios pero hasta este día no hemos encontrado una respuesta satisfactoria de parte de ellos” se lamenta Miguel Lara, vendedor.

Los portones de la terminal fueron obstaculizados con piedras y barriles para evitar que las unidades salieran a realizar sus recorridos, los vendedores tuvieron como punto de reunión el Parque Colón de donde partió una marcha que finalizó en la terminal alrededor de las tres de la madrugada.

Sin embargo los vendedores no realizaron esta manifestación con las manos vacías, con la esperanza de entablar una mesa de diálogo prepararon como propuesta la implementación de unos ticket especiales que identifiquen que quien se ha subido a cada unidad del transporte ha sido uno de los vendedores acreditados “Nosotros pedimos que se nos autoricen estos ticket, con esto se beneficia hasta los motoristas, porque cuando un vendedor se sube y no le cobran ellos tienen que pagar el pasaje” asegura otro vendedor.

Los vendedores que tomaron a bien realizar esta propuesta son pertenecientes a cinco asociaciones de vendedores tanto de San Salvador, Santa Ana, Chalchuapa y otros sectores, son alrededor de 600 familias las que se han visto perjudicadas con estas nuevas medidas adoptadas en los autobuses interdepartamentales.

Comentar