¿Podría el shale gas bajar los precios del petróleo?

Por: Carlos Vilchez Navamuel
Consultor de Bienes Raíces
http://carlosvilcheznavamuel.blogspot.com/

Un artículo aparecido en la BBC mundo el 07-01-13 cuyo título es “Petróleo de esquisto, el nuevo fenómeno
energético” nos da una idea de lo que viene en el comercio mundial del petróleo, entre las cosas que nos informa este
artículo, nos dice: “Estados Unidos, que se convertirá en el primer productor de petróleo en 2017, deberá buena parte
de su crecimiento de este año a este auge del crudo y del gas de esquisto, que por medio de un proceso más complejo se
extraen del interior de las rocas.” “Está reduciendo su importación de gas y petróleo y eso le permite mejorar su
balanza de pagos, un peso que estaba condicionando gravemente a la economía estadounidense”, le comentó a BBC

Mundo Kevin Dunning, analista de economía global de la Unidad de Inteligencia de la revista británica The Economist.”

El escrito más adelante agrega: “Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), esta situación está cambiando. Estados
Unidos, que reinó a principios del siglo XX con el petróleo texano, puede pasar a dominar el siglo XXI con esta técnica
de extracción del “oro negro”. “Esto va a ayudar a la reindustrialización del país. Muchas de las fábricas que se fueron
o planeaban irse volverán para aprovechar las nuevas condiciones. Es un gran estímulo para su economía”, le dijo a
BBC Mundo Eduardo Plastino, economista senior de la consultora británica Analytika. Según algunas estimaciones, se
invertirán unos US$45.000 millones en 2013 vinculados a la industria energética y a este nuevo auge.
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/01/130107_eeuu_petroleo_y_crecimiento_mj.shtml

¿Pero qué es exactamente el shale gas o petróleo de esquisto? El shale gas o más conocido en español como el petróleo
de esquisto, es -según Wikipedia- “Una forma de gas natural que se extrae de terrenos donde abunda el esquisto. El gas
de esquisto se encuentra en los esquistos arcillosos sedimentarios, aunque el interior rocoso del esquisto presenta baja
permeabilidad. Por ende, para la extracción comercial de dicho gas, es necesario fracturar la roca hidráulicamente”

Como vemos, en los Estados Unidos no están dormidos, ellos están haciendo su tarea, la dependencia que han tenido del
petróleo se reduce cada día más y son cuatro cosas las que están haciendo esto posible, 1) Los grandes yacimientos de
bituminosa que tiene Canadá y que permitirá a EEUU comprar ese petróleo a un vecino natural y sin problemas. 2) La
construcción del Oleoducto Keystone XL que se viene ejecutando en ese país y que atravesará todos los Estados Unidos y
del cual comentamos en un artículo anterior http://www.carlosvilcheznavamuel.com/oleoducto-keystone-xl-cambiara-el-
suministro-de-petroleo-en-los-eeuu/ 3) El shale gas que mencionamos en este escrito y, 4) Mejoramiento ambiental de la
industria automotriz.

Este gas de esquisto se ha convertido en una fuente cada vez más importante de gas natural en los Estados Unidos durante
la última década, y el interés se ha extendido a las lutitas gasíferas potenciales en Canadá, Europa, Asia y Australia. Un
analista espera que el gas de esquisto a la oferta tanto como la mitad de la producción de gas natural en América del
Norte en 2020. http://translate.google.com/translate?hl=es&sl=en&u=http://en.wikipedia.org/wiki/Shale_gas&ei=Sxz-Td
aGtG2tgeKg8m6Dg&sa=X&oi=translate&ct=result&resnum=1&sqi=2&ved=0CCkQ7gEwAA&prev=/search%3Fq%3D

Guy Sorman, filósofo y economista francés, escribió recientemente un artículo titulado “El fin de la ideología verde”
entre otras cosas dice “El avance más prometedor bien puede ser el descubrimiento de enormes reservas de shale gas en
todo el planeta.” Y añade de seguido “Por cierto, gracias a las nuevas técnicas de fracturación hidráulica y perforación
horizontal, el shale gas bien puede convertirse en el recurso energético dominante del futuro. El shale gas podría
así reducir la dependencia del petróleo y del gas de la OPEP y disminuir la emisión de carbono. El gas genera
diez veces menos carbono que la biomasa o el etanol, algo que los ecologistas promueven tan fervientemente.” http://
www.nacion.com/2011-06-19/Opinion/el-fin-de-la-ideologia-verde.aspx

Así las cosas, pensamos que sin EEUU como principal comprador de petróleo de estos países conflictivos, y con la
producción de este gas que genera 10 veces menos carbono que la biomasa o el etanol, el precio del petróleo podría bajar
sustancialmente en los próximos años y países como Venezuela sufrirían directamente las consecuencias.

Deja un comentario