• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Alemania: inmigración hace crecer la población y la economía

Por primera vez desde hace nueve años, la población en Alemania crece: el país tiene ahora 81,8 millones de habitantes, 92.000 más que en 2010. La causa: la inmigración, sobre todo del este y el sur de Europa.

Unos 958.000 inmigrantes recibió Alemania en 2011, mientras que 679.000 personas abandonaron el país, dejando un saldo positivo inmigratorio de 279.000. Restando los decesos, ello hizo aumentar por primera vez en los últimos nueve años la población de Alemania en 92.000 habitantes (0,1 por ciento), que llegó así a 81,8 millones, según informó hoy (25.07.2012) la Oficina Federal de Estadísticas de Alemania.

La inmigración, proveniente sobre todo del este y el sur de Europa es una buena noticia para Alemania, teniendo en cuenta la escasez estructural de mano de obra y el envejecimiento promedio de la población en el país.

Los más beneficiados

 

 

Los más beneficiados son los Estados federados y regiones con una economía sólida son: Baviera, por ejemplo, con plantas de BMW, Audi y Siemens, y un PIB per cápita de 35.337 euros, registró un aumento de población de 57.000 personas. Otros polos de atracción de inmigrantes han sido Berlín (con un plus de 41.000), Baden-Wurtemberg (un plus de 32.000) y Hamburgo (un plus de 12.000). En todos los nuevos Estados federados (ex RDA), donde la situación económica no es tan atractiva, la población, por el contrario, disminuyó.

Del último Informe sobre Migraciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se desprende incluso que Alemania fue, de sus 34 miembros, el país que más fuerte inmigración tuvo.

Españoles se marchan a Alemania

A principios del año pasado, Angela Merkel estuvo de visita en Madrid y conversó con José Luis Rodríguez Zapatero, por entonces presidente del gobierno. Al margen del encuentro dijo que en Alemania había unos 100.000 puestos vacantes de ingenieros y que en general en el país se buscaba mano de obra. Al día siguiente, muchos periódicos en España y Alemania se hicieron eco de esas palabras.

Las cifras de puestos vacantes han sido corregidas hacia abajo, pero, no obstante, las palabras de Merkel hicieron mucha impresión. Ahora la inmigración de españoles a Alemania puede demostrarse con cifras concretas. ¿Cuántos han venido y dónde han encontrado trabajo? En 2011 vinieron unos 20.000 españoles, un 50 por ciento más que en 2010. Los especialistas más buscados son los ingenieros, los técnicos industriales, informáticos, médicos y enfermeros.

También hay posibilidades de trabajo en otras áreas menos especializadas, por ejemplo en el cuidado de ancianos, la construcción y como operario de almacén. Las posibilidades de trabajar en Alemania son, por lo tanto, muchas y variadas. Por lo general es necesario hablar alemán. Pero a menudo bastan también buenos conocimientos de inglés.

Muchos inmigrantes están viniendo también de Grecia, que tiene un 18 por ciento de desocupación. Unos 23.000 griegos emigraron a Alemania en 2011.

Inmigrantes del este de Europa

Numerosos inmigrantes llegaron también de los países de la Unión Europea que desde mayo de 2011 tienen libre acceso al mercado de trabajo alemán. De Polonia fueron 160.000 y de Rumania, casi 100.000. Es decir, en 2011 vinieron muchos más inmigrantes de los países para los que se abrió el mercado laboral alemán que de los países europeos en crisis, para los que está abierto desde hace muchos años. En cuanto a las perspectivas, se cuenta con que, del sur de Europa, además de españoles y griegos, vengan próximamente a trabajar a Alemania también cada vez más italianos y portugueses.

Y no obstante, los inmigrantes son pocos: los expertos dicen que la inmigración que está llegando del sur y el este de Europa a Alemania no va a solucionar el problema de la falta de mano de obra en el país a largo plazo, porque las cifras absolutas de inmigrantes son aún demasiado reducidas.

Autor: Pablo Kummetz
Editora: Emilia Rojas Sasse

Fuente:  http://www.dw.de/dw/article/0,,16124173,00.html

Comentar