• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Vendedores preocupados por las pocas ganancias de la temporada navideña

Aunque los salvadoreños visitan los mercados para realizar sus compras, días previos a las celebraciones de fin de año, los vendedores aseguran que las ganancias que dejan sus ventas en estas temporadas, no son muy satisfactorias para este 2017.

“Vendemos, sí, pero tenemos que dar bastante cómodo (barato) para que la gente puede comprarnos algo a nosotros, porque si no la competencia quita los clientes y aunque sea unos centavos reunimos para pagar la mercadería” manifiesto Carlos Ramos, quien en la última semana del año ha colocado su venta desde tempranas horas, sobre la Primera Calle Poniente de esta ciudad.

Los productos más buscados según los mercaderes, son los comestibles, no obstante, la ropa para satisfacer los gustos de las personas en sus estrenos del 24 y 31 de diciembre no deben faltar.

La Primera Calle, Octava Avenida y Tercera  Calle Poniente son cubiertas por los vendedores informales que buscan obtener ganancias en estas fiestas.

Según los vendedores, los días 29, 30 y 31 de diciembre, son en los que esperan que las ventas mejoren y así lograr sacar el dinero de los préstamos que adquieren para comprar la mercadería que ofrecen en estas fechas, debido a los compromisos, el trabajo que las personas puedan tener o simplemente les gusta adquirir los productos frescos.

Los compradores aseguran que debido a la crisis económica en la que se vive hoy en día, deben buscar los precios más bajos, para no afectar su bolsillo, aunque en ocasiones la inseguridad los obligue a comprar en supermercados ya que prefieren hacer las compras de forma tranquila a pesar de los costos altos que ofrecen en estos lugares.

Los comerciantes se mantienen preocupados por la situación que afecta al país ya que las ganas comparadas a años anteriores cada vez son más pocas, y piden a Dios que las condiciones mejoren a futuro y puedan continuar vendiendo en grandes cantidades para subsistir.

Por: Victoria Cabrera

Comentar