• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Sujeto condenado por acoso sexual contra compañera de trabajo

Justo Moisés Sintigo Quintanilla, deberá permanecer en la cárcel durante tres años, de acuerdo a la decisión de un tribunal, quien dio validez a la acusación fiscal, por acoso sexual, en perjuicio de una compañera de trabajo, hecho ocurrido en la Central Geotérmica de Ahuachapán, el 9 de marzo de 2018, informó el Cristobal Hernández, jefe de la oficina Fiscal de Ahuachapán

El Informe de la Unidad de la Niñez, Adolescencia y la Mujer en su Relación Familiar, de esta sede fiscal, confirmo que el nueve de marzo de 2018, en el Tribunal de Sentencia de Ahuachapán, tuvo lugar la Vista Pública, contra Justo Moisés Sintigo Quintanilla, acusado del delito de Acoso Sexual.

En el desarrollo de la audiencia, el tribunal admitió toda prueba aportada por la representación fiscal, quien presentó pruebas como: entrevista de la víctima, logrando establecer de manera certera, los actos que el sujeto cometió en el momento de cometer la acción delictiva; por lo que declaro a Justo Moisés Sintigo Quintanilla, responsable penalmente del hecho, condenándolo a cumplir una pena de tres años de prisión.

El hecho se desarrolló  cuando la a víctima, interpuso denuncia por el delito de Acoso Sexual, por parte del imputado  Justo Moisés Síntigo Quintanilla, quien es compañero de trabajo, en la Central Geotérmica de Ahuachapán, el imputado comenzaba a hablarle a la víctima llamándola como” MI AMOR”  y en repetidas ocasiones trataba la manera de abrazarla, rehusándose la misma de recibir cualquier acercamiento con él; posteriormente comenzó a enviarle mensajes de texto, diciéndole que ella le gustaba y que él quería andar con ella;  pero ella siempre le dijo que le respetara que ella no quería nada con él y que dejara de insistir pues no estaba dispuesta a sostener una relación con él.

La víctima en ese momento estaba comprometida y respetaba a su pareja y le manifestaba  que por favor dejara de insistir, el ahora incoado insistía a través de mensajes de texto, y en cualquier momento que se encontraba a la víctima, él le insistía y le reiteraba  que ella le gustaba mucho, manifestándole “hola mi amor” y la abrazaba.

Manifiesta la víctima en una ocasión el sujeto la busco en el Gimnasio donde ella  se encontraba con una compañera de trabajo, realizando ejercicio, llegando el imputado con la excusa de solicitar el número de teléfono del Ingeniero, la víctima le proporciono el número de teléfono y continuo con su rutina de ejercicio, pero el sujeto le menciono que no se retiraría hasta que recibiera un beso de parte de la víctima; expresándole ella que no y que por favor la dejara tranquila, en ese momento procedió a abrazarla y levantarla, en ese momento él se puso a reír y se retiró del lugar satisfecho de haberla tocado.

Fuente: FGR

Comentar