Ricardo Daniel Ibarra, murió hoy a los 61 años | Periódico EL Pais
  • WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Ricardo Daniel Ibarra, murió hoy a los 61 años

COMUNICADO DE PRENSA en memoria

                                                              REMO  RECUERDA A UNO DE LOS MEJORES REMEROS DE ARGENTINA: RICARDO IBARRA

 

Ricardo Daniel Ibarra, uno de los mejores remeros de la historia argentina, murió hoy a los 61 años. Fue tres veces Campeón Panamericano: México 1975, San Juan, Puerto Rico 1979 y Caracas 1983, también participó en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972, Montreal 1976 y Los Ángeles 1984, donde fue el abanderado de la delegación argentina.

 

Nacido en Buenos Aires en 1950, Ricardo se entregó al remo a los 17 años. Sus logros deportivos se extendieron por Sur América en un primer momento, pero después llegó a aguas del Viejo Continente para quedarse con varios campeonatos europeos.

 

Sus primeras regatas competitivas fueron en el Club Venancio López de Tigre, luego competiría también para Regatas La Marina, Náutico Mar del Plata, Hispano Argentina y Club San Fernando. Gracias alto nivel competitivo se convirtió en el sucesor de Alberto Demiddi, otra gloria del remo argentino.

 

Entre sus triunfos destacan las tres medallas de oro en Juegos Panamericanos de forma consecutiva, así como el 5º y 6º lugar en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976 y Los Ángeles 1984 que le valieron el Diploma Olímpico en las dos ocasiones. Cabe destacar que en 1980, Ibarra triunfó en la tradicional Regata de Henley, la más antigua del mundo y considerada la “Wimbledon” de ese deporte.

 

Ibarra se transformó en entrenador una vez retirado de la alta competencia y para 1986 comenzó a trabajar con la Federación Internacional de Remo FISA (por sus siglas en francés) en un programa de preparación de técnicos, es ahí cuando su verdadero aporte a este deporte inició y gracias a los buenos resultados de su trabajo, países como Guatemala, México, Chile, Brasil, Cuba y su natal Argentina fueron los primeros beneficiados.

 

Cabe destacar que como parte de su labor en FISA, estuvo a cargo de supervisar el Proyecto de Desarrollo del Remo en Centroamérica, cuyo encargado fue Sebastián Tula, y es gracias a ese proyecto que El Salvador dio grandes pasos en el desarrollo de este deporte olímpico, ya que se establecieron entrenos sistemáticos, trabajo en bases y alto rendimiento; y como fruto de ese trabajo en el país, Ibarra otorgó a El Salvador la base del programa de desarrollo centroamericano.

 

Ibarra visitó el país en reiteradas ocasiones como parte del seguimiento al proyecto de desarrollo y sin duda fue uno de los principales motores que junto al Ing. Eduardo Palomo lograron llevar al remo salvadoreño y sus atletas a niveles internacionales.

 

Desde el Comité Olímpico de El Salvador, junto a la Federación Salvadoreña de Remo lamentamos la partida de este gran atleta y entrenador, y hacemos extensivas nuestras muestras de condolencia a la gran familia del remo argentino y de América.

 

“Ricardo Ibarra nos ha dejado temporalmente para buscar aguas más tranquilas y tu huella queda para siempre como padre, amigo, atleta y entrenador. El remo en América ha perdido a un grande y siempre te recordaremos”, externó el máximo jerarca del olimpismo nacional.

 

 

Comunicaciones Comité Olímpico, jueves 15/12/11
”Juntos por el sueño”

 

Deja una respuesta