Reacciones tras el discurso del presidente Obama. | Periódico EL Pais
  • WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Reacciones tras el discurso del presidente Obama.

En los próximos días, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, darán una serie de discursos referentes al proceso de paz después de los acontecimientos recientes que han estancado las negociaciones aún más.
El presidente Obama pronunció un importante discurso el día de hoy, (19 de mayo) con respecto al proceso de paz en Medio Oriente.
El viernes (20 de mayo) el presidente Obama se reunirá en la Casa Blanca con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, para hablar sobre el proceso de paz.
El domingo (22 de mayo) el presidente Obama se dirigirá a miles de personas durante la reunión anual de AIPAC en Washington DC, la organización pro-israelí. Netanyahu también dará un discurso durante la reunión.
El martes (24 de mayo), el PM Netanyahu dará un discurso ante el Congreso de los EE.UU. tras ser invitado por el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner. El PM hablará ante una audiencia bipartidista.

Tras el discurso del presidente Obama, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, informó en un comunicado de prensa oficial de la oficina del primer ministro que: “Israel aprecia el compromiso del presidente Obama hacia la paz. Israel cree que para lograr una paz duradera entre israelíes y palestinos, la viabilidad de un Estado Palestino no puede venir a expensas de la viabilidad del único Estado Judío”.

 El PM dará una respuesta más completa el día de mañana (20 de mayo) cuando se reúna con el presidente Obama durante su visita a los EE.UU. Leer el discurso de Netanyahu en la apertura de la sesión de verano de la Knesset.
El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, se mostró sorprendido por el discurso de Obama y llamó al liderazgo palestino para analizar el discurso. El Dr. Yoav Tenembaum, docente de postgrado en el Programa de Diplomacia (Departamento de Ciencias Políticas) de la Universidad de Tel Aviv, opinó que el discurso “Es un intento de mantener un equilibrio frágil entre ambas partes, Obama definió los elementos principales para un acuerdo eventual entre Israel y los palestinos. Si los Estados Unidos quieren asumir el rol de mediador, deberán definir el marco para llevar a cabo las negociaciones”.
Antes de que el presidente Obama diera su discurso en referencia a Medio Oriente, militantes en toda la región arremetieron en contra del proceso de paz israelo-palestino y promovieron la violencia sobre el dialogo.
El líder de Hamás basado en Siria, Khaled Meshaal, fue citado por la agencia de noticias oficial de Siria, SANA, diciendo que: la reconciliación palestina entre Hamás y al-Fatah es un paso importante para “fortalecer el frente interno en la confrontación contra el enemigo Sionista”.
Citas claves del discurso del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, “Un momento de Oportunidad” relacionado con el conflicto árabe israelíDepartamento de Estado de los EE.UU., 19 de Mayo de 2011,
http://www.whitehouse.gov/the-press-office/2011/05/19/remarks-president-barack-obama-prepared-delivery-moment-opportunity
La pregunta ante nosotros es que papel jugará América mientras esta historia se desarrolla. Por décadas, los EE.UU. han perseguido un conjunto de intereses fundamentales en la región: la lucha en contra del terrorismo y la detención de armas nucleares, garantizar el libre flujo del comercio, y salvaguardar la seguridad de la región, defender la seguridad de Israel y buscar la paz entre árabes e israelíes.
Para los palestinos, los esfuerzos por deslegitimar Israel terminarán en fracaso. Las acciones simbólicas para aislar Israel ante las Naciones Unidad en septiembre no crearan un estado independiente. Los líderes palestinos no lograrán la paz y la prosperidad si Hamás insiste en continuar en un camino de terror y rechazo. Y, los palestinos nunca lograrán su independencia al negar el derecho de Israel a existir.
En cuanto a Israel, nuestra amistad esta arraigada profundamente en una historia común y los valores compartidos. Nuestro compromiso con la seguridad israelí es inquebrantable. Y estamos en contra de los intentos de señalarlo únicamente para criticarlo en foros internacionales. Pero, precisamente, debido a nuestra amistad, es importante que digamos la verdad: el estatus quo es insostenible, e Israel también debe actuar con decisión para promover una paz duradera.
Ultimadamente, corresponde a los israelíes y palestinos tomar medidas. Ninguna paz les será impuesta, ni se puede continuar esperando hasta que el problema desaparezca. Pero, lo que los Estados Unidos y la comunidad internacional puede hacer es decir con franqueza lo que todos sabes: una paz duradera involucrará a dos estados para dos pueblos. Israel como el Estado Judío y el hogar del pueblo judío y el Estado de Palestina, la casa de los palestinos; cada estado disfrutando de la libre determinación, reconocimiento mutuo, y paz.
Así, mientras los temas centrales del conflicto deben de ser negociado, la base de las negociaciones es clara: una Palestina viable, y un Israel seguro. Los Estados Unidos creen que las negociaciones deben de resultar en dos estados, con fronteras palestinas permanentes con Israel, Jordania y Egipto, y una frontera israelí permanente con Palestina. La frontera de Israel con Palestina debe de ser basada en las líneas de 1967 con intercambios mutuamente aceptados, de modo que las fronteras seguras y reconocidas se establezcan para ambos estados. El pueblo palestino debe de tener el derecho a gobernarse por si mismo, y alcanzar su potencial, en un estado soberano y contiguo.
Con respecto a la seguridad, cada estado tiene el derecho a la legitima defensa, e Israel debe de ser capaz de defenderse por si mismo- en contra de cualquier amenaza. Las provisiones deben de ser lo suficientemente robustas para prevenir el resurgimiento del terrorismo, detener la infiltración de armas, y proporcionar seguridad eficiente en las fronteras. La retirada total de las fuerzas del ejército israelí debe de darse de manera coordinada bajo la asunción de la responsabilidad de seguridad palestina, en un estado soberano y no militarizado. La duración de este periodo de transición debe de ser acordada, y la eficacia de las medidas de seguridad deben de ser demostradas.
Reconocer que las negociaciones deben de iniciar con las cuestiones del territorio y la seguridad, no significa que será fácil volver a la mesa. En particular, el reciente anuncio de un acuerdo entre al-Fatah y Hamás plantea profundos cuestionamientos legítimos para Israel- ¿Cómo se puede negociar con un partido que se ha mostrado indispuesto a reconocer su derecho a existir? En las semanas y meses por venir, los líderes palestinos deben de proveer respuestas creíbles a esta pregunta. Mientras tanto, los Estados Unidos y nuestros socios del Cuartero, y los estados árabes deberán de hacer todo lo posible para superar el estancamiento actual.

Deja una respuesta