• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Presidenta Chinchilla logra triunfo diplomático en La Haya

•        Corte Internacional de Justicia desestimó solicitud de medidas

contra Costa Rica

•        Equipo diplomático tico se apunta victoria en la

Corte Internacional

San José, 13 de diciembre de 2013.  A  las  3  a.m.  hora  de  Costa  Rica, la

Corte Internacional de  Justicia  de La  Haya inició  la  sesión  en  la  que  se

expuso la resolución sobre la solicitud de las medidas cautelares por parte del

Gobierno de Nicaragua, por la construcción de la Ruta 1856.

La  Corte señaló  que  el  Gobierno  de  Nicaragua  no  logró  demostrar

el  daño  ambiental  reclamado,  aduciendo  que  no  fueron  suficientes  las

informaciones  presentadas,  además  reconoce  las  medidas  adoptadas  por

Costa Rica para mitigar el impacto ambiental de la obra.

La  resolución  No.  2013/39  en  página  segunda  señala  “The Court

finds that Nicaragua has therefore not shown that there is any real and

imminent risk of irreparable prejudice to the rights it invokes”  (El tribunal

considera  que  Nicaragua,  por  tanto,  no  ha  demostrado  que  existe  un  peligro

real  e  inminente  de  perjuicio  irreparable  a  los  derechos  que  invoca.) La

Corte concluye que la solicitud para dictar medidas en contra de Costa Rica no

puede acogerse.

Esta  victoria  para  la  diplomacia  costarricense  es  un  logro  más  de la

Presidenta Laura Chinchilla  y  el  liderazgo  con  el  que  se  ha  manejado  la

estrategia  en  el  litigio  contra  Nicaragua,  tanto  por  el  tema  de  la  invasión  a

Costa Rica, como por la construcción de la Ruta 1856.

El  Gobierno  de la  República continuará  con  la  obra  de  construcción

de  esta  carretera,  por  considerarla  estratégica  para  el  desarrollo  de  las

comunidades fronterizas y para la seguridad del territorio nacional.

Esta  resolución  despeja  las  dudas  en  torno  a  la  construcción  y

necesidad de esta vía y se constituye en una buena noticia para la diplomacia

costarricense  y  para  la tradición  de  resolver  los  conflictos  de manera  pacífica

con el mayor apego al derecho internacional.

Comentar