Origen e historia de las maras en El Salvador (Parte 1) | Periódico EL Pais
  • WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Origen e historia de las maras en El Salvador (Parte 1)

el_salvador_flagPor: Carlos Cubías

Viajar a través de El Salvador,es descubrir el misterio y el arcano,el asombro y la quietud de un pequeño país.

Que oculta bellezas exuberantes,ignotos parajes, asombrosos paisajes y permeando este encanto tropical, su gente, su sonrisa, la cálida amistad de su pobladores.
He tenido el privilegio de viajar por muchos pueblos y ciudades de El Salvador,desde las alturas de sus enigmáticas montañas, atravesando su bulliciosa y desbordante ciudad capital, para bajar al tibio y generoso  litoral con sus paradisíacas y acogedoras playas… no existe otro país como el nuestro.
Lo he recorrido de oriente a occidente de norte a sur,sus pueblos, cantones, caseríos y ciudades, todo un país pletórico de luz y esperanza… pero atisbe una sombría visión,una oscura lesión en su regazo, un dolor, silencios y contenido en su gente, que se tornaba a veces en un grito de rabia y desamparo; estaban por
doquier, los mirábamos sin verlos, les temíamos en la lejanía, imponían su presencia aun en el silencio, grafitos en paredes, simbolista extraña pero entendible, nadie habla de ellos pero todos susurran su nombre: Maras.
Este es un vocablo que pronunciado por cualquier salvadoreño induce aversión, inseguridad y quizás desamparo, pero hace muchos años no fue así.
 Hace unos 40 o 50 años la palabra mara tenia una connotación diferente, se refería a un grupo de jóvenes amigos del barrio o colonia que salían juntos a divertirse y tenían afinidades en común;muchachos inquietos que ocasionalmente hacían desordenes en fiestas o eventos públicos.
Estos grupos de antaño no pasaban a mas,eran benignos, folclóricos y cohesionaban grupos de barriada para establecer su imagen y presencia.
La palabra mara llego a ser tan de nuestro pueblo que una orquesta nacional lanzo una canción popular que pregonaba jocosamente el carácter conminativo de estos grupos sociales,que en parte expresaba así.
«Dígale que no se meta porque a la mara se le respeta».
Cuan lejos estábamos de sospechar que esta canción vaticinaba un futuro violento y aterrador desde un sector de la población.

Deja una respuesta