• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

LOS ZAPATOS DEL ENFERMO.?

He tenido varias conversaciones sobre cómo se está ejerciendo la
medicina desde hace varios años y cada vez parece peor como todo está
sucediendo en nuestra amada Patria, mientras leo con mucha frecuencia
referirse a políticos, burócratas e incluso empresarios, a élla como
" éste país ", en vez de MI PAÍS. Pensando en la falta de Patriotismo
y solamente en el DINERO `por conveniencia propia!.
El título que he puesto, porque me recuerda cada vez, las experiencias
vividas desde los primeros momentos que me vienen a la memoria,
poniéndome " en los zapatos del enfermo ".
Creo, quienes lean estas anécdotas, recordarán momentos que a éllos
les sucedieron!. Comienzo cuando padecía de convulsiones cuando un
proceso febril presentaba altas temperaturas!; el médico de la
familia, llegaba e inmediatamente recetaba " aceite de castor ",
que era ordinario y gran purgante!, tragarlo era terrible y me
ofrecían dinero, una " bamba "de plata de un peso!, como si éso me
quitaría el sufrimiento!, decían, si lo mezclamos con Orange-crush, no
lo vas a sentir! Odié la Orange crush!. Pasó mucho tiempo en ese
sufrimiento, porque cuando tenía fiebre me interrogaban: has comido
mangos verdes o qué cosa para enfermarte?, llamaban al Dr. y me
recetaba el mismo suplicio, hasta que una vez, pasaba casualmente un
médico-pediatra, el Dr.Héctor Gómez y lo primero que dijo: las
amígdalas
al inflamarse, cierran el paso del aire y viene una anoxia que produce
las convulsiones!. Bendito ángel que me quitó el sufrimiento!.Estuve
con paludismo por 6 meses y el médico de la familia de inyectaba con
ampolletas de quinina alemana, color negro que dolían terriblemente y
hasta llegaban a cristalizarse hubo pacientes que tuvieron que ser
intervenidos para extraer los cristales!.El Dr- era de apellido
Alegría, pero para mí, era puro dolor y TRISTEZA!. He tenido fracturas
del tobillo derecho y brazo izquierdo como de la nariz, cuya inyección
en el tabique para anestesiar, me hizo sentir la cabeza patirse en
dos! Sé de esos dolores!, operado de la garganta, apendicectomía
urgente a los 81 años, prostatectomía radical por Ca de próstata,
problemas de la vista desde pequeño y los he tenido de mayor!.Ruptura
de tendones de pierna derecha...sé, lo que es estar " en los zapatos
del enfermo"!. Doy gracias a Dios por todas esas aparentes
dificultades y sufrimientos, pero me han enseñado a valorar la salud y
en mi profesión de servicio, ser médico-Geriatra, la ocasión para
comprender mejor a cada uno de los pacientes que me ha tocado
atender!.Afortunadamente, la estacia en El Reino Unido, Londres
sobretodo, inculcaban ese servicio y comprensión al enfermo
poniéndonos en su lugar.
Me tocó trabajar en el I.Nacional de Cancerología de México en 1974
durante 3 años gozando de una beca que su director, Dr. José Noriega
LImón me otorgó, para ocupar el cargo de segundo en el departamente de
medicina interna. Con el Dr. Noriega Limón, nos conocimos en otro
hospital donde él llevaba sus enfermos particulares y allí me ofreció
la beca , de la cual hice uso unos meses después. El Señor Jesús, me
tenía otro camino que seguir!.
Me interesaba todo lo que podía aumentar en conocimientos referentes a
Geriatría y era un gran oportunidad!.Teníamos discusiones científicas
con el Dr. Noriega Limón sobretodo, por los operados por tumores de la
cabeza y cara, donde no concordábamos. El lo veía como éxito, y para
mí, que me tocaba estar en el transoperatorio y veía a los enfermos,
poniéndome en sus zapatos, le contestaba que no era éxito para el
enfermo, solamente para el Instituto y el grupo de cirujanos!.Por
supuesto le daba la solución mejor para el enfermo primero y después
para el Instituto. diciéndole, que el cirujano plástico intervenga
inmediatamente después, para cuando los vedajes sean retirados, la
prótesis cubra lo faltante de la cara o del área intervenida!.
Estimulemos siempre al enfermo!.
Mis compañeros, jóvenes médicos me decían,no discutas con el maestro
Noriega Limón, te puede quitar la beca!. Les respondía, son
discusiones científicas y si por éllo me la quiere quitar, que me la
quite!.Terminé el tiempo estipulado y el Dr. Noriega Limón me llamó,
para decirme, Dr. Basagoitia-Avilés. nuestro edificio nuevo en Tlalpan
está listo para pasarnos y le doy su mismo puesto en el departamento
de medicina interna, pero con el salario que corresponde a la
categoría, que es bueno y además puede seguir con sus pacientes
privados!.Me sentí sumamente honrado, pero mi estancia en México había
llegado a su tiempo!, regresaría a mi amada Patria como lo tenía
planeado no sin antes, mostrarle mis agradecimientos por su ayuda y
enseñanza durante todos ese tiempo.
Unos dos años después de mi regreso, el Dr. Guadarrama. ayudante
radioterapeuta del Dr. Noriega Limón, me escribió un a carta
diciéndome que había fallecido su jefe, de Ca prostático metastásico y
que no quizo bajo ninguna condición que le dieran radioteraia ni
quimio!. Probablemente al final, se recordaba de nuestras discusiones
cuando quien escribe
defendía siempre al enfermo!, Dr.Noriega Limón," hay que ponerse en
los zapatos del enfermo "!; cuando ésto hagamos, estaremos sirviendo
como Dios manda a nuestros sufridos pacientes y nos sentiremos como
Médicos de Cuerpo y Almas!.
Por Una Patria Mejor!!
5 febrero 2012.
Dr. Rafael Basagoitia-Avilés.
Médico- Geriatra.

Deja una respuesta