Japón construyó aulas y enfermería en complejo educativo en Sacacoyo, la Libertad

Japón construyó aulas y enfermería en complejo educativo en Sacacoyo, la Libertad

El Excelentísimo Embajador del Japón, Señor Kazuyoshi Higuchi, junto al Alcalde de
Sacacoyo, Señor Pedro Leopoldo Montoya, representantes de la Dirección Departamental
de Educación de La Libertad y miembros de la comunidad educativa participaron en la
inauguración del Proyecto de Mejoramiento de la Infraestructura del Complejo Educativo
Marisol Bolaños de Rivas en el municipio de Sacacoyo, del departamento de La Libertad.
El año pasado, bajo la política denominada “Creación de una sociedad en la que todas las
mujeres brillen”, se implementó en varios centros escolares el proyecto de Modelo de
promoción comunitaria para la prevención de la violencia de género con apoyo del
Fondo Especial Japonés, administrado por el (BID).
El COED Marisol Bolaños de Rivas fue uno de los centros educativos beneficiado por
dicho proyecto. Como resultado de esta iniciativa, el ambiente de esta escuela mejoró
significativamente, por lo que centro de estudios experimentó un aumento en la matrícula.
Para atender la demanda estudiantil, las autoridades del complejo educativo debieron
recurrir al uso de aulas provisionales, aunque estas no contaban con las condiciones de
seguridad, iluminación, ni ventilación adecuadas.
Por ello Japón apoyó a este centro de aprendizaje a través del programa de Asistencia
Financiera No-Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana (APCS),
con la construcción de tres aulas, servicios sanitarios para párvulos, reparación de servicios
sanitarios existentes y realización de obras exteriores.
También, con el objetivo de continuar fortaleciendo la educación en torno a la igualdad de
género, se financió la construcción de una enfermería. A través de este espacio, además de
brindar atención médica, se asesorará a los jóvenes y se difundirá información en relación a
temas de género. Cabe destacar, que este es el primer centro de estudios público de El
Salvador que cuenta con un área de servicios de salud.
La inversión total de las obras fue de $103,146 dólares, de los cuales $90,600 fueron
aportados por Japón; $9,500 por la municipalidad y $3,046 por la comunidad en concepto
de mano de obra no calificada.
A través de este proyecto, Japón contribuye a que 639 alumnos estudien en un condiciones
adecuadas; y de este modo, promueve la denominada “seguridad humana”, un concepto que
insta a proteger el derecho de la gente a llevar una vida feliz y digna, libre del temor y la
miseria, a través de su protección y el desarrollo de sus capacidades.

Deja un comentario