• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

FUNDACION CESSA CON EL APOYO DE HOLCIM IMPULSA PROYECTO DE VIVIENDA SEGURA Y SALUDABLE EN EL PAIS

Luego de la tormenta IDA que en 2009 dejó grandes pérdidas en vidas, cultivos y a muchas familias con sus viviendas gravemente dañadas, Holcim El Salvador, además de contribuir de diferentes formas con las comunidades afectadas bajo el esquema de Responsabilidad Social Empresarial Interna, implementó el proyecto denominado “Vivienda Segura y Saludable”, que tendría por objetivo verificar el estado físico de las viviendas de sus empleados directos y empleados de empresas contratistas permanentes, con el fin de ayudarles a mantener sus casas en las condiciones optimas de seguridad y salud contribuyendo así, al bienestar y tranquilidad de sus familias.  Este programa de acción solidaria arrojó los resultados esperados al identificar viviendas en condiciones de infraestructura que atentaban contra la seguridad física de sus habitantes y proceder a su remodelación.

 “La casa ha quedado mejor de cómo la teníamos.  El piso era de tierra y ahora es más segura. Nuestros vecinos no creían que Holcim nos ayudaría pero al ver los trabajos nos ayudaron con los trabajos de albañilería, ahora nuestras 7 hijitas están en lo seguro.” Es lo que nos dijo Maritza Isabel Mata una de las beneficiadas, esposa de Marcelino Antonio López.

El proyecto de Holcim El Salvador, a través de la Dirección de Desarrollo Humano y FUNDACESSA, ha ido más allá del simple cumplimiento de la legislación laboral, ya que se ha comprometido a llevar este tipo de ayuda a grupos familiares en donde, en la mayoría de los casos, la madre se dedica al cuidado de los hijos e hijas y, en consecuencia los ingresos familiares resultan insuficientes para dedicar una parte de ellos a mejorar las condiciones de sus viviendas por sí mismos.

Tenemos el comentario de Liliana Estela de Sanabria esposa de Jorge Alberto Sanabria que nos dijo que: “Uno se conforma con ser pobre y el dinero no alcanza para estas cosas.  Cuando nos dieron la noticia que habíamos salido favorecidos entre tantas solicitudes, sentimos una alegría enorme, porque pensamos que nunca podríamos arreglar nuestra vivienda”

SISTEMA DE EVALUACION.

El Proyecto Vivienda Segura y Saludable tiene como propósito, transformar las casas en espacios seguros que cumplan con los requerimientos básicos de salubridad que todo hogar debería poder ofrecer a sus moradores para que estos pudiesen vivir dignamente.

A este programa aplican los trabajadores de Holcim El Salvador o sus contratistas permanentes; de entre los factores que son fundamentales para elegir a las personas que se beneficiarían con este proyecto se encuentran: las condiciones de daño que pueda presentar la vivienda y que supongan un riesgo al grupo familiar; el hecho de que al ser dueño de la propiedad, se considerará el rendimiento laboral y el buen desempeño y, si esta persona podría contar con el apoyo de voluntarios en el proceso de la reconstrucción.

RESULTADOS A LA FECHA

Hasta la fecha, han sido 41 familias las beneficiadas a nivel nacional con resultados impresionantes si evaluamos el antes y el después de las viviendas. En la mayoría de los casos el suelo era de tierra, las paredes de adobe en malas condiciones, las aguas del lavadero inundaban el patio, las letrinas al otro lado del patio y la cocina donde fuera.  Ahora cada una de las áreas se ha reparado y se ha acondicionado de una manera funcional. Sin embargo, lo más impresionante ha sido el impacto en la autoestima de cada uno de los miembros del grupo familiar quienes ahora se sienten orgullosos de su vivienda.  En Metapán 21 familias han sido favorecidas y de ellas, 2 parejas decidieron legalizar su estado civil. 

Comentario de Deysi Marisol Sorto  esposa de Víctor Fernando Linares:

“En nuestras oraciones siempre damos gracias a Dios y pedimos para que nos proteja.  Gracias a Dios mi esposo salió favorecido y ahora nos sentimos como ricos, considerando como vivíamos.  No había luz y las paredes de lámina, ahora podemos estar tranquilas cuando Víctor no está.  Ahora nuestra vida ha cambiado y aquella casita es solo un recuerdo”.

TESTIMONIOS DE ALGUNOS DE LOS BENEFICIADOS

Una jovencita del INBEV nos comenta que después de la reestructuración de su vivienda, ahora se siente segura para invitar a su casa a sus amigas para estudiar, otra ha puesto una tiendita y nos hemos dado cuenta que sus orgullosos habitantes han desarrollado actitudes positivas hacia el aseo, el orden y hasta quieren tener un jardín con flores.

Ana Isabel de Coronado, esposa de Eduardo Reyes Coronado nos confiesa que:

“Gracias a Dios que salimos favorecidos.  Mario ha trabajado en la empresa 20 años.  Esto nos ha caído como un loterillazo”

El mejoramiento de las condiciones habitacionales como consecuencia de este proyecto, no solo ha despertado la sensibilidad y entusiasmo de superación de todo un grupo familiar, sino que también ha sacado a la luz valiosas cualidades humanas de apoyo y solidaridad de parte de los vecinos que han contribuido desinteresadamente con las obras.

Melvin Humberto Ramírez Sandoval quien trabaja en el Proyecto 200 mts. reconoce el apoyo de la comunidad y da gracias a Dios:

 

 

  “Esta es una bendición de Dios.  Ahora tenemos hasta donde bañarnos cómodamente.  Agradecemos también a la comunidad por ayudarnos, ahora me toca a mí apoyar a otros”.

“La Responsabilidad Social no solamente debe enfocarse hacia afuera, sino tener resultados serios, profundos y permanentes en el desarrollo sostenible  de las familias de los empleados directos y también empleados que trabajan con contratistas o proveedores” dijo Mauricio Medrano, Gerente de Responsabilidad Social Corporativa.

Comentar