• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

El F.C Barcelona derrota al Sevilla en su lucha por la Liga

El 5 de abril de 2017, el equipo azulgrana arrollo en la primera parte al Sevilla dando una exhibición de futbol en el estadio Camp Nou, al derrotarlo por 3-0.

Con la reaparición del astro argentino Leonel Messi en el campo de juego, luego de ser suspendido con su selección, el Barca dio cátedra de buen futbol y le vasto el primer tiempo para aplastar a un Sevilla que no levanta cabeza luego de la eliminación de Champions, el cual suma su quinta derrota en la liga.

El encuentro empezó con un encendido Leonel Messi que en los primeros minutos de juego aviso con un disparo de fuera del área, estrellando el balón en el larguero, al cual no había tenido reacción el arquero sevillano.

El Barcelona firmaba una primera parte magistral, no por los goles, sino por la autoridad que mostro desde el inicio del juego, humillando al equipo del Sevilla al no dejarlo tener reacción y el cual intentaba conseguir el balón, al no lograrlo, la paso muy mal.

El cuadro Sevillano conto con una chance clara para marcar, esto, a raíz de un error provocado en la zona defensiva del Barcelona que aprovecho N’Zonzi para rematar ante Ter Stegen, que volvió a demostrar sus dotes de arquero al detener el disparo.

Al minuto 25, apareció Luis Suarez para poner el primer gol del encuentro con una espectacular chilena que remato después de un despeje de Mercado. Pero solo tres minutos después el Barca encontró el segundo gol por medio de Messi y a pase de Suarez fulmino con un fuerte disparo.

Solo Cinco minutos después, la estrella argentina ponía el 3-0 definitivo al conectar una volea proveniente de un despeje de Parejo.

En el segundo tiempo el equipo sevillano intento reaccionar pero no pudo ante la presión marcada por el club azulgrana, que intento incrementar el marcador. Al final, el encuentro termino con la victoria del F.C Barcelona que se colocaba por unos minutos en el liderato.

Por: José Murillo

Comentar