España asume el reto de acoger en un mes la cumbre del clima de la ONU cancelada en Chile por las protestas

El Gobierno en funciones ofrece Madrid como sede de esta cita, que debía celebrarse en Santiago. La ONU aplaude la colaboración entre países para combatir el calentamiento

Tras una veintena de muertos, cientos de heridos e importantes daños en la capital, Chile renunció el miércoles a acoger la cumbre anual del clima de Naciones Unidas, la conocida como COP25. El anuncio sembró de incertidumbre la lucha internacional contra el cambio climático en un momento en el que los numerosos avisos que desde la ciencia se lanzan por las consecuencias del calentamiento no se ven acompañados por un liderazgo político internacional claro en esta batalla. Pero menos de 24 horas después de conocerse la renuncia de Chile este jueves se ha hecho público el ofrecimiento de España a acoger esta cita, que está previsto que se celebre entre el 2 y el 13 de diciembre y a la que se espera que asistan unas 25.000 personas.

Chile mantendrá la presidencia de la cumbre y tendrá el papel protagonista en su desarrollo, pero la cita se celebrará en Madrid, según el ofrecimiento realizado por el socialista Pedro Sánchez, que decidió dar ese paso a pesar de estar en funciones y a las puertas de unas elecciones. Aunque todavía falta el visto bueno formal desde los órganos de la ONU, fuentes del Ejecutivo de Sánchez han dado por hecho que la cita se celebrará en España. Se trata de un reto organizativo ya que solo se dispondrá de un mes, cuando lo normal es que estos encuentros, cuyo coste suele rondar los 100 millones dólares (90 millones de euros), se preparen con un año de antelación. Esta oferta se parece a la que hizo el Gobierno español para acoger la final de la Copa Libertadores a finales de 2018.

El presidente Sebastián Piñera fue el encargado de anunciar este miércoles que Sánchez se había puesto en contacto con él el miércoles para ofrecerse a acoger esta reunión internacional en las mimas fechas en las que estaba previsto. En estas citas participan negociadores de alrededor de 200 países. Chile también se ha visto obligado a suspender por las protestas el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que estaba previsto para el 16 y 17 de noviembre.

 

Deja un comentario