• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

El Salvador participará en Censo Mundial de Loros

Los pericones, una de las especies de loros que más se destacan en El Salvador, tienen una población entre 3 mil 500 y 5,000 ejemplares que duermen en las zonas urbanas y peri urbanas del sur poniente de la capital.
 
San Salvador, enero de 2011.  Este sábado 29 de enero, biólogos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), liderarán a un grupo de expertos y aficionados a las aves en un conteo de pájaros que se desarrollará en Antiguo Cuscatlán, Santa Tecla y San Salvador, en el marco del Censo Mundial de Loros que organiza el Grupo de Trabajo de Loros de la Unión Internacional de Ornitología.
 
El conteo de aves se realizará en 25 países del mundo durante el mes de enero y tiene como propósito obtener datos sobre las especies que habitan en ciudades y su convivencia en los grandes asentamientos humanos. Los datos obtenidos permitirá evaluar las poblaciones de estas especies y considerar cambios en el espacio territorial urbano.
 
Bajo ese objetivo se escogió cuatro sectores del área urbana del Gran San Salvador que sirven como dormitorio para grandes poblaciones de Pericones verdes, entre ellas: Colonia La Sultana, en los alrededores de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, finca El Espino y el complejo habitacional Ciudad Merliot, en los municipios de Antiguo Cuscatlán y Santa Tecla y la colonia Escalón, en San Salvador.
 
En el censo se espera que participen entre 30 y 50 personas y contará con la colaboración del grupo “Compañeros En Vuelo”, una organización nacional que vela por el estudio y conservación de las aves.
 
En el Gran San Salvador habitan de manera natural poblaciones de Pericón Verde (Aratinga strenua). Esta es una de las especies que suele sobrevolar en horas de la tarde sectores como La Sultana, Ciudad Merliot y El Espino. Otras especies observadas son: la Lora Nuca Amarilla (Amazona auropalliata), Catalnica (Brotogeris jugularis), Pericón de Garganta Roja (Aratinga holochlora rubitorquis) y Chocoyo (Aratinga canicularis), aunque de manera más dispersa.
 
Todas estas son especies nativas de los ecosistemas de El Salvador, sin embargo, otras especies de loros podrán ser detectadas en este censo, particularmente aquellas que se han escapado y han establecido poblaciones exóticas, como por ejemplo los Pericos Australianos (Melopsittacus undulatus), Perico Frentirojo (Aratinga finshi), originario del sur de Nicaragua y Costa Rica y el Loro de Cachetes Amarillos (Amazona autumnalis) originario de la zona atlántica de Centroamérica.
 
Casi todas las especies de loros que habitan en el país se consideran amenazados de extinción y están protegidas por la legislación nacional. Los pericones que son los que más se destacan, tienen una población entre 3 mil 500 y 5,000 ejemplares que duermen en las zonas urbanas y peri urbanas del sur poniente de la capital.
 
En el pasado, en la década de los años 40´s y 50´s del siglo XX, se estima que la población de esta especie era entre 30 mil y 50 mil individuos. En general todas las poblaciones se han reducido debido a la perdida de hábitat y el saqueo de los pichones para el comercio de mascotas.
 
Otros factores que actualmente presionan a estas especies de aves son el aparecimiento de enfermedades y la competencia entre otras especies de aves que utilizan los mismos recursos alimenticios, por ejemplo Tucanes, Shontes y Azulejos. En un escenario negativo de Cambio Climático, la reducción en la producción de frutos podría diezmar poblaciones de aves que dependen de estos recursos.
 
En este sentido, los loros juegan un importante papel en el consumo excesivo de frutos y semillas producidas por las especies de las cuales se alimentan, garantizando la viabilidad de las especies forestales, de manera secundaria contribuyen a la dispersión de árboles y plantas de las cuales se alimentan.

Comentar