EL CASO JESUITA PONE ENTREDICHO LA JUSTICIA SALVADOREÑA

Conmoción, dolor y terror causó el asesinato de los sacerdotes jesuitas el 16 de Noviembre de 1989, en pleno desarrollo de la guerra civil, que la ciudadanía aún estupefacta no lograba comprender y  que costara la vida de más de 70 mil personas, incluyendo niños, jóvenes, adultos y ancianos, llevando a este pequeño de América a retroceder 20 y más años en su desarrollo.

Veinte y dos años después, los familiares y la propia España no han cesado en su reclamo por justicia,  solicitando la extradición de estos para ser juzgados la Corte Suprema de Justicia decidió no detener, mucho menos extraditar a los implicados en caso, por no existir según el tribunal, una solicitud formal de parte del Gobierno Español, por lo que el gobierno español ha decidido hacer esta solicitud y cerrar este capítulo que avergüenza a los salvadoreños y que llevará a los militares a su enjuiciamiento por los presuntos delitos de asesinato, terrorismo y crímenes de lesa humanidad, los cuáles no prescriben.

OPINIONES

Para los salvadoreños este requerimiento ha revivido un recuerdo que todos han querido olvidar:  El dolor de una guerra, que aunque tuvo sus logros como terminar con los regímenes militares  y  dio al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional su legitimación como partido político, esta fue una guerra perdida.

Para el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, este tema debe resolverse con mucha cautela y aunque reconoce que la petición es justa, tiene sus reservas al momento de opinar.

Los salvadoreños nos preguntamos que pasará si esta petición procede o si son procesados en el Salvador, que otros nombres saldrán involucrados,

?Es acaso por esto que el caso no procede?  el pueblo sigue con cautela este caso, confiando que los que nos gobiernan tomen las mejores deciciones.

 

Deja un comentario