• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

DERBY METAPÁN – SONSONATE EMPATADO

FAS GANÓ 1 – 0 A DRAGÓN, PERO…

Sin convencer, con el mismo jueguito de siempre, a base de toquecitos, paseadito de pelota, exceso de tecnicismo, desaprovechando ocasiones de otro gol y sin ser claro dominador a pesar que Dragón se quedó con diez elementos durante todo el segundo tiempo.

Y es que no se puede aducir o querer escudarse en que la cancha del Barraza está en pésimo estado (la peor del país) o el clima caluroso propio del lugar, o el cansancio por la travesía a lo largo de la geografía nacional; viaje que se ha hecho decenas de veces y se ha ido a ganar, con más prestancia, más solvencia, por lo que no hay o no son aceptables las excusas, las justificaciones, para argumentar que lo que vale y cuenta es el resultado, los puntos; obtenidos con una victoria pírrica, ínfima y con el riesgo o la amenaza del empate latentes y ansiando el pitazo final.

Porque así logró FAS salir vivo del partido, cuando en otras ocasiones este mismo rival ha mandado de regreso a los  “tigrillos” con la cola entre las patas, debido a que el cuadro santaneco llega a hacer casi la copia calcada de actuaciones anteriores… Los errores ya conocidos, las consabidas falencias y deficiencias que tanto le vienen caracterizando, afectando y pasando factura últimamente, algunas de las cuales enumeramos al principio de esta nota.

Este FAS no tiene “garra”, ni jerarquía, mucho menos mística y, de equipo grande (histórico, diría yo), solo le ha quedado el palmarés, los atestados de su abolengo, bien cimentado y fortalecido por los pioneros, los precursores, que con paso firme abrieron el camino y trazaron el recorrido que condujo a FAS a conquistar cinco títulos en sus primeros 15 años de existencia (1947 – 1962) base sólida sobre la que se asentó la imagen, el prestigio y la dimensión extraordinaria que llegó a alcanzar la institución futbolística asociada; brío que hoy está casi apagado, pues FAS no tiene  “colmillo”, señorío, ni aquel espíritu combativo, aguerrido que otrora lo hacían lucir temible, altivo y digno de la estirpe santaneca a la que representa.

258 días invicto paso FAS entre 1978 – 79, acumulando 33 juegos sin derrota, record que se ha mantenido por 40 años y que se ve hoy amenazado con igualarse por parte del Alianza, al que FAS debe enfrentar y debe frenar en su intento. De lo contrario, el cuadro albo de la capital, impondrá una nueva marca que será difícil de romper, de aquí a muchos años.

 

 Por: Víctor Alvarez 

Comentar