• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Dedicación de Taiwán a Asistencia Humanitaria Mundialmente Reconocida

BANDERA DE TAIWANLas apreciables aportaciones que la República de China (Taiwán) ha hecho a las operaciones internacionales de socorro en los últimos años han sido altamente reconocidas por la comunidad internacional, según el Ministerio de Relaciones Exteriores del país asiático.

Siguiendo la política de desempeñar un constructivo papel de “suministrador de asistencia humanitaria internacional” que presentó el presidente Ma Ying-jeou después de su asunción a la máxima magistratura del país en mayo del año 2008, la Cancillería ha venido integrando los esfuerzos de los sectores público y privado para participar activamente en las operaciones internacionales de socorro.

Según los datos copilados por la Cancillería, entre los grandes proyectos de asistencia humanitaria llevados a cabo por la República de China en los últimos años se encuentran el envío de un equipo de búsqueda y rescate y brigadas médicas a Haití en el año 2010 cuando un fuerte sismo sacudió al país caribeño; el transporte aéreo de diversos suministros de socorro; la donación de unos $16 millones; así como la participación en las operaciones de reconstrucción después del desastre en Haití.

Otra loable ayuda humanitaria de la República de China fue prestada a Japón en marzo del año 2011, cuando un fuerte terremoto de magnitud 9 y el posterior devastador tsunami castigaron implacablemente toda la parte nordeste de la nación del sol naciente.

A raíz de la catástrofe, Taiwán envió un equipo de búsqueda y rescate a Japón y donó alrededor de $260 millones para ayudar a ese país en sus operaciones de socorro y reconstrucción. Dicha donación ha sido la más alta entregada.

En el año 2012, el Gobierno de la República de China ayudó a Burkina Faso, uno de los tres aliados diplomáticos del país en África, a solucionar el problema de la escasez de alimentos, donando asimismo un millón de euros a ese país amigo a fin de financiar la adquisición de diferentes materiales de primera necesidad para los refugiados de Malí que vivían en el norte de Burkina Faso.

En noviembre del año 2013, el tifón Haiyan azotó con furia a Filipinas, y la República de China donó inmediatamente $200.000 al Gobierno filipino de apoyo en sus operaciones de rescate, y prestó un avión militar y un buque de desembarco para transportar más tarde un total de 680 toneladas de suministros de socorro a ese país del sudeste asiático.

Además, el país también donó $100.000 a Palaos para ayudar a las víctimas del tifón Haiyan, utilizando igualmente dos buques de guerra para transportar las casas prefabricadas y los diferentes materiales de socorro donados por la Sociedad de la Cruz Roja de la República de China a ese país insular del Pacífico.

Entre tanto, el Gobierno de Taiwán ha venido siguiendo con atención los desarrollos de la situación del Medio Oriente. En colaboración con los Estados Unidos, el país isleño ha donado recientemente 350 casas prefabricadas por un valor total de $1,15 millones a los refugiados en Irak, desplazados por el ataque del grupo militante del Estado Islámico.

Incluyendo la última donación, el socorro y las donaciones de Taiwán a los refugiados en el Medio Oriente en los últimos años han superado los $8,24 millones, según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán.

Por otra parte, el Gobierno de la República de China también ha estado participando activamente en la campaña global de lucha contra el Ébola, donando el país un millón de dólares americanos a la Fundación CDC de EE.UU. en diciembre pasado para patrocinar los esfuerzos globales en el combate contra dicha epidemia.

La activa participación de Taiwán en la asistencia humanitaria para los refugiados en el Medio Oriente ha sido altamente elogiada por el Departamento de Estado norteamericano, el cual ha incluido a Taiwán en su lista de socios de la Coalición Global contra el “Estado Islámico de Irak y el Levante”.

Comentar