• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Declaración del Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, sobre el Día Universal del Niño: hay que proteger los derechos de todos los niños

Unicef

NUEVA YORK, 20 de noviembre de 2016 – “El Día Universal del Niño es más que un día concebido para homenajear a los niños en todas partes. También nos ofrece todos los años la oportunidad de comprometernos para proteger los derechos de cada niño.

Unos derechos universales e inalienables que el mundo prometió proteger en un día como hoy en 1989, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño.

El derecho a la dignidad y la seguridad. A recibir un trato justo y a vivir libre de opresión. A tener una oportunidad justa en la vida.

La salud y el alma de todas las sociedades no dependen sólo de la manera en que estos derechos se reconocen y se ponen en práctica.

En este Día Universal del Niño debemos afrontar la incómoda verdad de que, en todo el mundo, los derechos de millones de niños se violan cada día.

Están siendo violados en Alepo oriental y en otras zonas sitiadas de Siria, donde los niños no tienen acceso a alimentos, agua ni atención médica.

Están siendo violados en Yemen, donde los niños mueren porque no podemos llegar a miles de ellos con alimentos terapéuticos para tratar la desnutrición aguda, y dónde ahora el cólera amenaza las vidas de más niños.

Están siendo violados en el noreste de Nigeria, donde los niños –especialmente las niñas– se encuentran amenazados por los extremistas que les desposeen de su propia infancia.

Están siendo violados en Sudán del Sur, donde millones de niños confrontan una grave crisis alimentaria y el país se enfrenta a la perspectiva de que se produzcan atrocidades generalizadas.

Están siendo violados todo el mundo, en todos los países donde los niños son víctimas de la violencia, el abuso y la explotación.

Están siendo violados allí donde los niños estén privados de una educación. Donde se les niegue la posibilidad de aprovechar al máximo su potencial debido a su raza, su religión, su género, su etnia, o porque viven con una discapacidad.

¿Cómo van estos niños a aprender a respetar los derechos de los demás si se violan sus derechos? ¿Cómo van a contemplar el mundo y su propia responsabilidad hacia él?

Estos niños son los futuros líderes de sus sociedades. Los futuros motores de sus economías nacionales. Los futuros padres y madres, y protectores, de la próxima generación.

Cuando protegemos sus derechos, no sólo estamos evitando su sufrimiento. No sólo estamos salvaguardando sus vidas. También estamos protegiendo nuestro futuro común.”

Comentar