• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Compromisos de Costa Rica ante el Cambio Climático son reconocidos entre los más ambiciosos de América Latina

08/10/2015 03:20 PM

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y el Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica se enorgullecen de haber presentado la Contribución Prevista Nacionalmente Determinada ante la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), el pasado 30 de setiembre, dentro del plazo establecido.

Actualmente, 196 estados parte de esa Convención sobre Cambio Climático están negociando para obtener el nuevo protocolo climático que regirá de manera vinculante a todas las partes, a partir del 01 de enero del 2021. Este será el resultado de la COP21, que se realizará en diciembre de este año. Es por eso que los países ya presentaron sus compromisos, para el período post-2020.

La Contribución Nacionalmente Determinada (INDC, por sus siglas en inglés), es una obligación de los estados partes frente a la convención, en la cual se indican las metas de reducción de emisiones de GEI al 2030 y más allá, así como otros compromisos en materia de adaptación al cambio climático.

Nuestra Contribución Nacional plantea una meta de mitigación en la que mantiene el compromiso con la Carbono Neutralidad al 2021 y va más allá al definir un límite absoluto de emisiones netas al 2030. Adicionalmente, incorpora un componente de adaptación. La contribución de Costa Rica se encuentra entre las más ambiciosas de América Latina.

Cuando Costa Rica lanzó la meta país de Carbono Neutralidad, se comprometió voluntariamente a que las emisiones netas del país en el 2021 no superaran los niveles registrados en el 2005, en gran parte, gracias a la compensación forestal. Esta iniciativa de Carbono Neutralidad, acuñada en el 2007, fue una acción visionaria por parte de Costa Rica. Desde entonces, el concepto ha evolucionado conforme lo indica la ciencia y ahora se entiende, internacionalmente, como sinónimo de alcanzar un inventario con emisiones netas cero, no solo a nivel nacional sino también a nivel global, para mantener el aumento de la temperatura promedio del planeta por debajo de los 1.5º a 2.0º C.

Por este motivo, Costa Rica refuerza su compromiso internacional más allá del 2021, definiendo un límite absoluto de emisiones para el 2030 y con hitos en el 2050, 2085 y hasta el 2100, que permitirán una profunda y verdadera descarbonización de la economía.

Propuesta. Las emisiones de gases provenientes de las actividades habituales del ser humano, también conocidas como Gases de Efecto Invernadero (GEI) equivalen, aproximadamente, a 2.6 toneladas per cápita.

Para el 2030, se propone reducir las emisiones netas per cápita a 1.73 toneladas y alcanzar 1.19 toneladas per cápita al 2050. La meta al 2030 representa una reducción del 25% de emisiones comparadas al 2012. Estas metas son compatibles y superan lo recomendado por la comunidad científica internacional, que estipula que las emisiones netas per cápita deben ser menores a 2 toneladas al 2050 y llegar a emisiones netas cercanas a cero per cápita antes del 2100.

Para lograr estas metas, la propuesta de Costa Rica se centra en el concepto de Acción Climática, que busca aumentar la resiliencia de la sociedad a través de la adaptación, así como fortalecer las capacidades del país para mitigación de los GEI, en particular en los sectores de mayores emisiones: transportes, energía, agropecuario, residuos sólidos e industrias. Dado que no serán suficiente los esfuerzos en materia de compensación forestal, se requerirá una reducción significativa de emisiones de GEI, que permitirá la transformación del modelo de desarrollo hacia una economía baja en emisiones de carbono.

Esta visión costarricense sobre la Acción Climática es parte del compromiso histórico del país con los derechos humanos y por eso busca garantizar a las comunidades más vulnerables del país el ejercicio pleno de sus derechos de cara al impacto del cambio climático.

¿Qué sigue? La Contribución Nacional presentada fue objeto de discusión y consulta con diferentes sectores y es un esfuerzo para generar políticas de Estado a largo plazo. Para su cumplimiento, requerirá de la participación colectiva y activa de toda la ciudadanía.

El desarrollo y puesta en práctica de estas políticas, pasará también por una profundización del diálogo con la sociedad civil y el sector privado. En ese sentido, el programa país de C-Neutralidad, se ampliará y fortalecerá para permitir a más empresas y sectores reducir su huella de carbono y así contribuir al esfuerzo país hacia un desarrollo bajo en emisiones.

 

Comentar