• IVA S. A de C.V
  • El Pais El Salvador

Comisión de la Familia conoce informe del MINSAL sobre situación de embarazos en niñas y adolescentes

Las diputadas y diputados de la Comisión de la Familia, Niñez, Adolescencia, Adulto Mayor y Personas con Discapacidad, recibieron este miércoles a la ministra y viceministro de Salud (MINSAL), Violeta Menjívar y Eduardo Espinoza, respectivamente; y al encargado de Salud de adolescentes, Mario Soriano, quienes presentaron un estudio sobre los índices de embarazos en niñas y adolescentes, las repercusiones que tiene la unión entre una niña y un adolescente, consecuencias y la vulneración de sus derechos.

La ministra Menjívar inició su exposición mostrando datos que certifican que durante el año 2015 el MINSAL reportó 83,478 embarazos a nivel nacional, de los cuales 25,132 correspondieron a niñas y adolescentes entre los 10 y 19 años de edad. Esto implica que en promedio cada día alrededor de 69 niñas y adolescentes quedaron en estado de embarazo, es decir una cada 21 minutos.

El 28% de los embarazos ocurridos en niñas de 10 a 12 años de edad fueron reconocidos como producto de violaciones sexuales ya sea cometidas por conocidos (25%) o desconocidos (3.1%), porcentaje casi 9 veces mayor al reportado por las de 15 y 17 años. En las niñas de 10 a 12 años, 9 de cada 10 nacimientos no se deseaba ocurrieran en ese momento.

El informe muestra que varios de esos embarazos concretaron uniones forzadas, que causan efectos negativos a ambos jóvenes física, psicológica, educacional y económicamente. Además argumentó que es una vulneración de sus derechos humanos, a su calidad de vida y su salud sexual y reproductiva; es una barrera para su desarrollo inclusivo y autónomo; genera situaciones de violencia doméstica, física, psicológica, social y sexual, así como desequilibrios de poder derivados de las diferencias de edad con su pareja.

En consecuencia, Mario Soriano explicó que el MINSAL está desarrollando estrategias para la prevención del segundo embarazo focalizadas en aquellas poblaciones que viven en condiciones de alta vulnerabilidad. Círculos educativos con adolescentes embarazadas y pasantías hospitalarias. Además, enfatizó que se están elaborando planes estratégicos intersectoriales municipales para la prevención del embarazo en adolescentes, prevención de la violencia sexual, promoción de la salud mental, entre otras.

En ese contexto, Violeta Menjívar exhortó a las diputadas y diputados a que se estudie con prioridad la conveniencia de prohibir las uniones infantiles, eliminando las excepciones que se plantean en el Código de Familia en sus artículos 14, 18 y 19 que avalan el matrimonio entre menores, tal como otros países lo han hecho.

Asimismo, la funcionaria indicó que el Sistema Judicial debe de actuar en la materia para proteger a niñas y adolescentes de agresiones sexuales y eliminar la impunidad de las víctimas de violación y estupro.

El presidente de la comisión, diputado Rodolfo Parker manifestó que “es un tema muy sensible el de los embarazos y las uniones de niñas y adolescentes, las repercusiones sociales y de salud. Y que basaba sus aseveraciones en los datos obtenidos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), y otras instituciones.

“Cerramos la fase de consulta y actualización de datos y situaciones con una presentación bastante ilustrada del MINSAL, con esto iniciamos a trabajar en lo que nos corresponde como Legislativo, para acompañar los esfuerzos que están haciendo las demás instituciones en contener esta problemática con nuestras niñas, niños y adolescentes”, precisó el parlamentario.

Comentar