• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

65 años han pasado de que Club Deportivo FAS se coronó campeón por primera vez

El 15 de marzo de 2017, se cumplieron 65 años que FAS se coronó campeón por primera     vez. Campeonato 1951-1952.

Por primera vez, luego de muchos años de investigación, en trabajo junto al Lic. Gerardo Castro por fin se llegó la fecha de divulgar la auténtica historia del primer título del FAS, una historia jamás contada ni publicada.

65 años después del título, sobreviven, Eduardo Pineda, Carlos Contreras y Lino Medina, los primeros dos viven en Santa Ana y Medina en San Salvador.

En información no confirmada nos comentan que sobrevive a esta historia el defensor santaneco, Hugo Moreno, nos dicen vive en Los Ángeles California, lamentablemente no lo podemos confirmar, pero es nuestro sueño que este en vida para poder contar a los jóvenes la historia del porque en 1954 en México lo nombraron como “La muralla humana”.

Es un honor poder escribir y compartir.

La ruta al primer título de monarca del fútbol nacional FAS la inició el domingo 14 de octubre de 1951 en la Finca Modelo con victoria de cuatro goles por cero ante los capitalinos del Juventud Olímpica, los goles santanecos fueron obra de Margarito “Yito” Ramírez, el usuluteco Moisés “Oso” Jovel y dos anotaciones de Domingo “Mingo” Castro.

Luego de cinco meses de competencia, se llegó el día tan esperado, el sábado 15 de marzo de 1952, a las 4 de la tarde se disputó la jornada 14, la última del campeonato, el estadio nacional Flor Blanca (hoy Jorge González) se vistió de gala y justo a media hora del juego crucial, el técnico santaneco, Víctor Manuel “Pipe” Ochoa dibujo en su tabla el terreno de juego y diseñó el esquema perfecto visualmente hablando, tanto que al momento de pasarlo a la práctica fuera imposible de igualar.

Es más en el último “interescuadras” fue una fiel repetición de la trama escrita con anterioridad. La cita era impostergable. Segundos antes del silbatazo inicial, el esquema del equipo “Asociado”, estaba perfectamente trazado.
El director técnico les indicó que debían jugar con una formación que incluyera tres defensores, cuatro mediocampistas y tres delanteros, es decir la WM, el famoso sistema táctico que revolucionó el fútbol.

Cada elemento santaneco se situó como ficha de ajedrez en la posición indicada. Desde un principio, tenían idea de lo que iban a realizar, tenían hambre, sed de otorgarle a Santa Ana el primer título.

La WM era, en números, un 3-4-3. La clave del sistema eran los cuatro mediocampistas que formaban lo que se denominó “cuadrado mágico” y que tenían la responsabilidad de organizar el juego del equipo.

El centrodelantero era el que ordenaba la línea de ataque. En la mitad de la cancha, los dos volantes más retrasados tenían la función de marcar a los dos interiores rivales (los interiores jugaban en una posición muy cercana a la que juegan los enganches hoy).

Por su parte los jugadores del Independiente de San Vicente que eran el equipo opositor estaban más confiado de poder ganar. Esa percepción se concretó en cuanto la pelota se colocó en movimiento.

El cuadro del “Tanquecito de bolsillo”, así nombrado el FAS, movió la pelota y se lanzó al ataque y cerca estuvo de mover los cartones en el primer minuto de juego; sin embargo, un deficiente disparo impidió que la de cuero se incrustara en el ángulo inferior derecho. Sin embargo apenas a los dos minutos de juego los vicentinos abrieron el marcador merced a un gol de Morán, pero FAS no se amilanó y 60 segundos después emparejó las acciones gracias el artillero santaneco Armando Limongi que aprovechó la oportunidad y acertó el golpe que anticipaba la victoria.

Se jugaban 30 minutos del primer tiempo cuando de nuevo el Independiente se va arriba en el marcador por intermedio de Zepeda. La primera mitad culminó con ventaja para la causa de San Vicente dos goles por uno.

 

Segundo tiempo:
En los segundos 45 minutos las entradas bajaron de intensidad considerablemente, ya que nadie estaba dispuesto a sufrir una lesión que le impidiera tomar parte por completo en el duelo.

Pero la ansiedad recorría el cuerpo del grupo de aficionados santanecos que continuaban vitoreando a sus mimados jugadores, de igual manera no faltaron quienes elevaron sus suplicas a la patrona de la “Ciudad Morena” para que los bendijera con una victoria de su equipo.

Y la súplica fue escuchada por la “Señora de Canela”, o sea nuestra “Señora de Santa Ana”. Fue así como el sueño se comenzó a gestar al minuto 51, cuando el escurridizo, Eduardo “Monito” Pineda colocaba el dos por dos, la fanaticada comenzó a vivir una algarabía.

 

El tanquecito lució imparable
Los “Asociados” lucieron con suficientes argumentos futbolísticos para quedarse con los puntos en disputa que le darían la ventaja sobre el Leones de Sonsonate que era su más cercano perseguidor en la tabla de posiciones en busca del título de Campeón Nacional de Liga Mayor.

Y justo se jugaba el minuto 71 cuando Ricardo Ovidio “Chilenito” Valencia puso arriba en el marcador a FAS, era el 3-2.

Nueve minutos después el santaneco, Tomás Ángulo firmó el 4-2. Minuto 80 y el primer título de campeón estaba más cerca de Santa Ana.

Por su parte, Independiente se vino a menos y FAS aprovechó, justo al minuto 83 apareció de nuevo la figura de Ricardo Valencia para el 5-2, todo era fiesta para los santanecos en los graderíos del coloso capitalino.

Minuto 88, otro grande y memorable, Jorge “Pirringa” Rivas selló el título de campeón nacional al marcar el 6-2 en tiro de penalti.
La algarabía se apodero del corazón de los santanecos.

En los Barrios santanecos se corrió la información y se festejó como jamás se imaginaron; FAS, ese grupo de diminutos jugadores, bautizados por el sensacional periodista cojutepecano, Miguel Álvarez como “El tanquecito de bolsillo” era el flamante campeón.

Los números finales para FAS

Tras 14 jornadas “Los Asociados” ganaron 10 juegos, empataron 2 y perdieron 2.
Goles a favor 47 y en contra 25. Los 47 goles a favor de FAS fueron distribuidos así: Jorge “Pirringa” Rivas 15, Ricardo Ovidio “Chilenito” Valencia 13, Armando Limongi 5, Carlos Eduardo “Monito” Pineda 4, Carlos Humberto Contreras y Domingo “Mingo” Castro 3, Tomás Ángulo 2 y Mario “Torito” González 1.
Hubo un autogol a favor de FAS y fue ante Juventud Olímpica, anotó Roberto “Chirina” Palacios.

C.D. FAS, “el Tanquecito de Bolsillo” sumó 22 puntos contra 20 de los “selváticos” Leones de Sonsonate que fueron subcampeones.

Los directivos del FAS liderados por don Armando Tomás Monedero Barriero, tomaron a bien homenajear a los recientes campeones nacionales, es así como el domingo 6 de abril de 1952 no pasará desapercibido en la historia de Santa Ana, día en el cual el cielo santaneco en horas de la noche se vistió de gala con juegos artificiales que desplegaron su colorido en honor al primer título de monarca del balompié salvadoreño de Liga Mayor obtenido por C. D. FAS, quienes fueron recibidos por el heroico pueblo santaneco que se avocó a bailar al compás de la música de la orquesta Internacional Polío, en la Escuela José Mariano Méndez, donde históricamente está enterrado el ombligo de FAS. Cada jugador fue condecorado con un pin de oro.

Siendo el domingo 6 de abril la fecha insignia para celebrar la fiesta patronal deportiva santaneca.

Nómina         de       jugadores      del      primer            título   justo   es homenajearlos:

Humberto “Zurdo” Pérez, Lindoro Escamilla, Rafael “Tambache” Guzmán, Ricardo “Chilenito” Valencia, Jorge Alberto “Pirringa” Rivas, Jorge Brito Tenorio, José Luis “Vaca” Castro, Eduardo “Monito” Pineda, Salvador Juárez, Javier Martínez, Hugo “la Muralla” Moreno, Luis Pacheco, Lino Alfredo Medina, Margarito “Yito” Ramírez, Néstor Mora Vargas (Costa Rica), Moisés “Oso” Jovel, Tomás Ángulo, Mario “Chele” Velásquez, Carlos Humberto Contreras, Armando Limongi y Mario “Torito” González. DT: el santaneco, Víctor Manuel Ochoa, conocido como, “el Bigotón” o “Pipe” Ochoa.

Todo indicaba que ese sería el futuro de Club Deportivo FAS, como representativo del fútbol santaneco, siendo su misión la de ganar cotejos que terminarían en títulos tras títulos nacionales e internacionales. Sin duda un verdadero y doble orgullo para sus seguidores, dos veces perfectos, “Fasistas y Santanecos”.

En esta primera corona participó la valiosa mujer santaneca, doña Priscila Avalos de Castro, esposa de don Medardo Castro, quinesiólogo del equipo.
La señora durante más de seis años lavó y planchó, calzonetas, suéteres, medias y vendas de manta de los jugadores fasistas.

Doña Priscila su labor en FAS siempre la hizo con mucho cariño y responsabilidad, sin olvidar que cuando había dinero le pagaban cuatro colones por tener limpia la indumentaria de los jugadores Asociados.

“siempre admiré a los jugadores de aquel tiempo por que jugaban con amor, pagan por jugar, hacían la cabuda y no la hacían para alguna bebida espiritosa, sino para comprar el implemento deportivo” dijo Priscila Ávalos de Castro.

“Mi tía hizo el primer uniforme de FAS, los primeros colores eran color chiltota”, comentó Carlos Eduardo Pineda Moreno.

“Jugué un tiempito en la volantía de FAS junto a Calín Contreras, era un jugador que hoy día sería un fuera de serie, tenía mucha calidad, excelente sentido de ubicación de ataque, era muy técnico y gran caballero, cada vez que me acuerdo de esos años, no puedo esconder unas lágrimas”, detalló Cesar Emilio Reynosa García.

 

Por: Hector González

Comentar