• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

30 años de cárcel para madre por el homicidio de su hija

Fiscales de la Unidad Especializada para la Mujer de la oficina fiscal de Santa Ana, lograron que un tribunal pronunciara una sentencia condenatoria de 30 años de cárcel, para Liliana Yesenia Alonso Flores, de 20 años de edad, por el delito de Homicidio Agravado, en  perjuicio de su hija de cinco días de nacida.

La imputada originalmente fue acusada por el delito de abandono y desamparo de persona, después de reunir la prueba del delito y establecer la participación que tuvo, se reclasificó a Homicidio Agravado, en perjuicio de la víctima una niña de cinco días de nacida.

El hecho ocurrió el 19 de diciembre de 2015, cuando personal del Hospital San Juan de Dios de la ciudad de Santa Ana, da aviso a policía, de una mujer que había dado a luz a una niña y se había fugado, poniendo en riesgo la salud de ella y su hija que llevaba en brazos.

La mujer fue localizada en Candelaria de la Frontera lugar donde residía, ella es trasladada al hospital nuevamente, donde la imputada manifestó que no había tenido ningún embarazo, que había llegado por un sangrado. Al ser examinada se ratificó que había tenido un embarazo, entonces Liliana dijo que la niña la entregó a una pareja de desconocidos que estaban en el hospital.

La policía procedió a la detención de la imputada acusándola del delito de abandono y desamparo; sin embargo, la niña es encontrada sin vida, en el interior de la iglesia San Lorenzo de Santa Ana.

La vista pública se desarrolló en el Tribunal de Sentencia de Santa Ana, donde a través de las pruebas presentada en el juicio como: el acta de detención en flagrancia; entrevistas de las enfermeras del hospital; entrevistas de agentes policiales; acta de inspección del levantamiento de cadáver; autopsia practicada a la víctima, en la cual se establece como causa de la muerte, “edema agudo de pulmones”, dictamen social forense y el  resultado de ADN, las cuales establecieron de manera convincente la culpabilidad de la imputada, dictándole la sentencia de 30 años de prisión, por Homicidio Agravado.

Comentar