GOBIERNO APUESTA A LA RESTAURACIÓN DE ECOSISTEMAS Y PAISAJES PARA REDUCIR LA VULNERABILIDAD FRENTE AL CAMBIO CLIMÁTICO

El Salvador enfrenta una creciente amenaza climática, sobre todo por los fenómenos climáticos extremos que se originan en el Océano Pacífico, que en los últimos años han provocado lluvias que han roto récords históricos.

Las inadecuadas prácticas en la agricultura como por ejemplo la quema, la escasa aplicación de prácticas de conservación de suelo y agua, el abuso de agroquímicos, la tala del bosque salado y la degradación de los humedales aumenta la vulnerabilidad y el riesgo frente al Cambio Climático, lo que demanda una estratégica intervención del Estado.

San Salvador  4 de mayo de 2012. Reducir la vulnerabilidad socio económica y ambiental del territorio nacional y avanzar en la adaptación al Cambio Climático a través  de la restauración de los ecosistemas y de los paisajes, es el objetivo de un ambicioso programa que este día presentaron las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

El “Programa Nacional de Restauración de Ecosistemas y Paisajes (PREP)” que lidera el Ministro del MARN, Herman Rosa Chávez y la Viceministra, Lina Pohl, en estrecha coordinación con los titulares de los ministerios de Agricultura y Ganadería (MAG) y Obras Públicas (MOP), se convierte en uno de los programas  más importantes que se desarrollará bajo la administración del Presidente de la República, Mauricio Funes.

Este Programa propone cuatro componentes orientados a: 1) La promoción de la agricultura sostenible; 2) La restauración y conservación de ecosistemas críticos como  manglares, bosques y humedales; 3) El desarrollo conjunto de la infraestructura física tradicional con infraestrucutura verde o natural que la proteja, incluyendo bosques de galería en las riberas de los ríos; y 4) El trabajo conjunto entre entidades el Gobierno y los actores locales.

Cada componente desarrolla una serie de acciones que conllevarán a resultados positivos como: reconstruir suelos y retener la humedad para generar una agricultura sostenible; disminuir la contaminación de las fuentes de agua y escorrentía; reducir la sedimentación de los ríos, drenajes y puertos; mejorar las condiciones para conservar la riqueza biológica del país; y contribuir a desacelerar el cambio climático global.

Las acciones iniciales se realizarán en territorios de parte alta, media y baja de la cuenca del Rio Lempa (La Montañona; Cinquera, Suchitoto y Jutiapa; y en Bajo Lempa; así como en los seis humedales RAMSAR: Laguna de Olomega, Jocotal, Estero de Jaltepeque, Bahía de Jiquilisco, Laguna de Guija, el Embalse Cerrón Grande;  y las tres Reservas de Biósfera, Jiquilisco, Complejo de los Volcanes, Ilamatepec y Trifinio Fraternidad.

La actividad fue precedida por la Subsecretaria Técnica de la Presidencia, Leslie Quiñonez, los titulares del MARN, Herman Rosa Chávez y Lina Pohl,  el Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez y el Viceministro de Agricultura y Ganadería, Hugo Flores, quienes explicaron el Programa Nacional a un público diverso entre los que se encontraban habitantes de las  zonas que se intervendrán a través del PREP.

UN PAÍS GOLPEADO POR LAS MALAS PRÁCTICAS

La nominación que dio un estudio de la Germanwactch en 2009, en la que colocó a El Salvador como el país con mayor riesgo climático del mundo no distaba de la realidad.

Las imágenes de los campos anegados y los cultivos perdidos bajo la lluvia que cayó durante la Depresión Tropical 12E el octubre pasado, es el recuerdo más reciente de la fuerza destructiva de la naturaleza, pero sobre todo la nueva realidad que deja al descubierto los efectos del cambio climático.

Las malas prácticas en los  cultivos como por ejemplo la quema, la labranza del suelo en laderas, el uso excesivo de agroquímicos,  la poca conservación de los suelos y la tala del bosque y manglares, aumentan la vulnerabilidad del país ante los efectos del Cambio Climático.

La creciente y recurrente cantidad de fenómenos naturales que han afectado al país en los últimos años, implican millonarias pérdidas económicas que debilitan la posibilidad de desarrollo del país por la pérdida de miles de toneladas de tierra fértil; y los daños en la infraestructura vial, en la vivienda, educación, salud entre otros.

Gerson Martínez, Ministro de Obras Públicas,  habló  sobre la importancia de la adaptación de la infraestructura gris a los efectos del Cambio Climático. Mencionó como ejemplo los cambios en la arquitectura e ingeniería de los puentes, los cuales ahora deben ser construidos para soportar las crecidas de los caudales, que en los últimos años se han incrementado y afectado la red vial.

La masificación de las buenas prácticas agrícolas, y extensión de sistemas de agroforestería plateadas en el PREP, harán más resistentes las parcelas y paisajes rurales y lograrán una transformación de los  ecosistemas, que a su vez, reducirán los impactos de estos fenómenos, no solo en el agro, sino en el resto de sectores. Los agricultores expertos en estas formas de producir serán ejemplos y líderes a seguir.

En el Marco del PREP, el Viceministro de Agricultura y Ganadería, Hugo Flores adelantó que en los próximos días el MAG pondrá en marcha el proyecto de “Agricultura Familiar sostenible ante el Cambio Climático”.

Este proyecto piloto estará orientado a la  reconversión y modernización del sector agropecuario mediante la generación masiva de  empleo en el campo, pero también al desarrollo de acciones de transferencia tecnológica para la adaptación al cambio climático y la restauración de ecosistemas, mediante un esquema de agricultura sostenible. Este se desarrollará en los municipios de la cuenca media del Río Lempa, Cinquera y en la zona baja del Lempa.

Deja un comentario