• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Wikileaks pone fin a una era de confianza diplomática.

Los datos revelados por WikiLeaks superan los  250.000 documentos confidenciales.

Más que las críticas a Merkel y a otros políticos alemanes, Berlín lamenta la fuga de seguridad del servicio diplomático estadounidense, que podría afectar a otros países.

El Gobierno alemán subrayó hoy que no considera que la publicación de las informaciones obtenidas por Wikileaks, en las que aparecen críticas a la canciller, Angela Merkel, y otros políticos alemanes afecten negativamente su relación con Estados Unidos.

La relación entre ambos países es “fuerte, sólida y no ha quedado empañada de ninguna manera por la publicación”, aseguró en Berlín el portavoz gubernamental, Steffen Seibert. El vocero recalcó además que el Gobierno de Merkel lamenta la publicación ilegal de los documentos.

Entre Berlín y Washington existe una profunda amistad cuidada durante décadas que se basa en valores comunes “y que no puede quedar afectada seriamente sólo por esa publicación”, dijo Seibert.

El fin de la confianza diplomática

El ex embajador de Estados Unidos en Alemania, John Kornblum, subrayó esta mañana que la aparición de las informaciones contenidas en los más de 250.000 mensajes del Departamento de Estado norteamericano han acabado con la confianza diplomática. La diplomacia (…) tiene que funcionar sobre la base de la confianza y cuando ésta se rompe, como es el caso ahora, hay que empezar casi de cero”, dijo en una entrevista con segunda televisora pública alemana, ZDF.

Según advirtió, lo peor para Estados Unidos es que a partir de ahora sus aliados se tendrán que pensar dos veces la información que comparten con ellos a nivel diplomático. “La era en la que que uno hablaba con confianza con el otro y le decía ‘tranquilo, esto no aparecerá en la prensa’, ha terminado”, aseveró Kornblum y subrayó que, en el futuro, la diplomacia tendrá que diseñar una nueva estrategia.

Terrible falla de seguridad en EE.UU.

Además, el ex embajador alemán consideró una “gran debilidad” por parte del Gobierno de Washington el haber permitido que documentos tan confidenciales llegaran tan fácilmente a la opinión pública.

El cristianodemócrata Rupert Polenz, jefe de la comisión de Asuntos Exteriores en el Bundestag, agregó – en el mismo programa televisivo – que ahora habrá que dejarle claro a Estados Unidos qué medidas de seguridad son las que hay que tomar.

Según Polenz, el principal problema no son los duros juicios de los estadounidenses sobre políticos de todo el mundo. El peligro más grande reside, de acuerdo con sus palabras, en la publicación de documentos sobre estrategias de Estados Unidos en regiones como el Cercano Oriente. Todavía no se sabe a ciencia cierta todo lo que se dice en esos documentos, recordó. Por ello, de momento no es posible tener una perspectiva completa.

Peligro para otros países

El portavoz del Ministerio Alemán de Exteriores, Andreas Peschke, indicó que los escritos tienen que ser analizados cuidadosamente y no descartó que la seguridad de Alemania o de otros países con relación con Estados Unidos pueda entrar en peligro.

Angela ‘Teflón’ Merkel

En los documentos revelados por el diario español “El País”, el semanario alemán “Der Spiegel” y otros rotativos de Europa y Estados Unidos, se incluyen informaciones sobre la canciller Angela Merkel y el vicecanciller y ministro de Exteriores, el liberal Guido Westerwelle. Las valoraciones habrían sido facilitadas por el actual Embajador de Estados Unidos en Berlín, Philip Murphy.

“Merkel es metódica, racional y pragmática”, se escribió después de que ésta se encontrara con el presidente estadounidense Barack Obama en 2009. Además, se agregó que bajo presión reacciona “con entereza pero evita los riesgos y rara vez es creativa”. Internamente, la jefa de Gobierno es llamada en los informes “Angela ‘Teflon’ Merkel” porque muchas cosas le resbalan.

En cuanto a Westerwelle, se dijo que es una persona “agresiva” y de “poco peso”. Según “Der Spiegel”, los documentos abarcan el período que va de 1966 a febrero de 2010, aunque el 90 por ciento de ellos son del período posterior a 2005. Sólo el seis por ciento es “secreto”, el 40 por ciento es “confidencial”.

Fuente:  Deutsche welle

Editora: Rosa Muñoz Lima

Comentar