Una nueva flotilla parte hacia a Gaza y el soldado, Guilad Shalit, cumple 5 años en cautiverio en manos de Hamás

 
La intención de la flotilla no es la de ayudar a la población en Gaza
Israel envía 50 mil toneladas de ayuda humanitaria cada dos semanas
El soldado franco-israelí, Guilad Shalit cumplió 5 años en cautiverio el 25 de junio
De acuerdo con varios reportes, 40 activistas españoles partieron hacia un puerto en el mediterráneo, que no ha sido difundido por razones de “seguridad”, para formar parte de la segunda flotilla humanitaria con destino a Gaza. Manuel Espinoza, uno de los miembros de la delegación española informó que activistas de Europa, Canadá y los Estados Unidos iniciarán su recorrido a fines de junio. Parte del convoy europeo incluye la presencia del ex senador de IU Joan Josep Nuet, él eurodiputado, Willy Meyer, y la diputada en las Cortes Valencianas, Marina Albiol.
La segunda flotilla no contará con la presencia de uno de los principales organizadores de la primera flotilla, la organización turca IHH, quien decidió retirarse al citar “razones técnicas”. Sin embargo, se especula que el gobierno turco ejerció presión para evitar un nuevo incidente internacional.
El embajador de Israel ante las Naciones Unidas (ONU), Ron Prosor, envió una carta al Jefe de las ONU, Ban Ki Moon, advirtiéndole sobre el peligro que representa la segunda flotilla. En su carta, Prosor señaló que ese tipo de actividades generan una gran preocupación, especialmente en el clima que se esta viviendo en Medio Oriente. Además, el embajador agregó que la comunidad internacional debe de enviar un mensaje inequívoco, que las iniciativas provocadoras, como la flotilla, solo contribuyen a aumentar las tensiones en la región. Prosor fue claro al decir que la verdadera intención de la flotilla no es la de proveer ayuda humanitaria, sino la de provocar y ayudar a difundir una agenda política radical. Es más, los organizadores han informado que una de las embarcaciones que formará parte de la flotilla ni siquiera lleva ayuda humanitaria consigo.
Los Estados Unidos lanzaron un mensaje a sus ciudadanos para no participar en la flotilla. El gobierno norteamericano advirtió que aquellos participantes pondrían enfrentarse a la prohibición de viajar a Israel por hasta 10 años.
El uso de una flotilla para transportar ayuda humanitaria es innecesaria ya que el gobierno de Israel transfiere más 50 mil toneladas de ayuda humanitaria cada dos semanas, además, el gobierno ha acelerado el paso de materiales de construcción hacia Gaza.

Hace algunos días Israel aprobó la entrega de $100 millones de dólares en materiales necesarios para la construcción de 1,200 nuevos hogares y 18 nuevas escuelas en Gaza. La medida ha sido elogiada por varios funcionarios de la ONU, incluyendo al Enviado de la ONU en Medio Oriente, Robert Serry, quien calificó la medida como un paso significativo.
El gobierno israelí también informó que se han recibido 1.500 solicitudes por parte de los residentes en Gaza para recibir atención médica en Israel en lo que va del año. El ochenta por ciento de las solicitudes ya han sido aprobadas.
Cabe mencionar que el cruce fronterizo de Rafah en la frontera entre Gaza y Egipto fue reabierto hace aproximadamente un mes. Este cruce fronterizo no cuenta con ingerencia israelí, lo que hace sospechar a muchos analistas acerca de la verdadera agenda de la flotilla.
Mientras que los habitantes en Gaza cuentan con la libertad de cruzar hacia Egipto, el soldado franco-israelí, Guilad Shalit, continúa en manos de la organización terrorista Hamás, apoyada por Irán. Hamás, y otros dos grupos, las Brigadas de Al-Nasir Salah al-Din (el ala militar de las Comisiones de Resistencia Popular) y el Ejército del Islam, secuestraron a Shalit en un ataque no provocado dentro de Israel el 25 de junio de 2006. Durante el ataque, los terroristas también mataron a dos soldados israelíes. Shalit, que en aquel entonces tenía 19 años, resultó herido. Hamás, quien esta a cargo de la Franja de Gaza,se rehúsa a que la Cruz Roja u otra organización humanitaria visite a Shalit, a pesar de ser un derecho universal bajo la Convención de Ginebra.
Periodistas arrestados o secuestrados por militantes palestinos en Gaza desde septiembre del 2004

Deja un comentario