• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • WhatsApp Image 2017-05-12 at 4.32.46 PM
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Tortuga golfina vuelve a su hábitat tras remoción de una de sus aletas

Luego de 10 días de recuperación, la tortuga marina a la que le fue removida la aleta superior derecha fue liberada en altamar. Al instante de tocar el agua supo que estaba en su hogar. A pesar de tener solo tres aletas, nadó con fuerza, rápidamente reconoció el camino y se sumergió bajo las tibias aguas en la zona de Los Cóbanos.

Para la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Lina Pohl, quien participó de la liberación junto a personal técnico y guardarrecursos, ésta es la mejor forma de conmemorar el Día Mundial de la Vida Silvestre. “Esta es una acción emblemática. Tenemos que hacer esfuerzos extraordinarios por comprender que somos todos parte de esta naturaleza y que pese al daño que hemos hecho, podemos realmente regresar a esta especie al mar para que vuelva a su hábitat”, reflexionó la funcionaria.

El quelonio fue encontrado frente a la playa Los Cóbanos en Sonsonate, por guardarrecursos del MARN que efectuaban un patrullaje en altamar. Al acercarse al animal vieron que tenía herida una de sus extremidades y nadaba con dificultad.

Se trata de una hembra, adulta, de 30 kilos de peso y 70 centímetros de largo de caparazón. Su aleta dañada estaba enrollada con una malla, probablemente de pesca, que le cortó la irrigación de la sangre y degradó el tejido del miembro hasta que sus huesos quedaron expuestos.

Por la gravedad de la lesión, la tortuga tuvo que ser trasladada al MARN, que coordinó en conjunto con veterinarios privados la atención médica del animal. Luego de la evaluación de su estado de salud, se tomó la decisión de operarla para removerle la aleta ya que presentaban necrosis y pérdida de tejido, además de ser entrada a nuevas complicaciones de salud.

La operación duró alrededor de dos horas e intervinieron cinco médicos. El procedimiento fue exitoso y la tortuga estaba lista y muy inquieta por volver a su hábitat natural: el mar.

“Durante el periodo de recuperación se ha mantenido hidratada con suero, con alimentación especial, se le aplicó antibiótico para combatir la infección que le ocasionó tener la aleta descompuesta y un medicamento para el dolor que se le administró luego de la cirugía. Ahora muestra gran actividad y lo más adecuado es que vuelva a donde pertenece. Ha comido por sí sola pescado y camarones, parte de lo que ellas encuentran en el mar. Es momento de que vuelva a su hogar”, detalló la veterinaria del MARN, Kattia Gómez.

En peligro de extinción

Las tortugas marinas son más que una especie animal. Su existencia mantiene el equilibrio de los océanos a lo largo del mundo. Su alimentación, a base de coral, algas y hasta pulpos y medusas, posibilita el desarrollo de otras especies acuáticas. Pueden llegar a vivir entre 150 y 200 años, lo que las convierte en una de las especies más longevas del reino animal.

El Salvador es el segundo país más importante, después de México, para la preservación de las tortugas marinas. Cuatro de las siete especies que existen en el mundo anidan en 37 kilómetros de costa, específicamente en el sector de Jiquilisco, en el departamento de Usulután y en el Área Natural Protegida (ANP) Complejo Los Cóbanos, en Sonsonate.

Todas las especies (Baule, Prieta, Carey y Golfina) se encuentran en el Listado Oficial de Especies Silvestres Amenazadas o en Peligro de Extinción.

Comentar