• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Taiwán apoya la dinamización económica de Ilobasco en el VIII Festival del Barro

La Embajada de la República de China (Taiwán), a través de Taiwán-ICDF y en coordinación con el Comité de Un Pueblo Un Producto, CONAMYPE, CORSATUR y la Alcaldía Municipal de Ilobasco, con esfuerzos conjuntos realizaron con gran éxito el “VIII Festival de Barro”, que contó con la participación de turistas nacionales y extranjeros que participaron en tan tradicional festividad.

Esta actividad se realizó por 8º año consecutivo, con el objetivo de promover la comercialización de productos artesanales elaborados en Ilobasco, así como dar a conocer la ruta turística vivencial y exponer los avances de la cooperación de Taiwán-ICDF en la industria del barro de la localidad.

La Embajadora de Taiwán, Florencia Miao-hung Hsie, enfatizó la importancia de la cooperación de Taiwán-ICDF en la zona de Ilobasco, la cual gracias a los apoyos se ha promovido notablemente el desarrollo de los artesanos, con la creación de iniciativas de producción, transformación y comercialización, que han promovido y fortalecido la identidad de las artesanías y principalmente la generación de ingresos de los artesanos Ilobasquenses.

Por su parte la Licenciada Ileana Rogel, Presidenta de CONAMYPE, además de destacó y agradeció el aporte de Taiwán-ICDF en Ilobasco, con 9 años de resultados tangibles en un territorio en el cual se ha transformando la economía local y además se ha potenciado la oferta turística que es de beneficio para un mayor desarrollo del municipio.

Asimismo, en el marco del festival del Barro se lanzó la tienda móvil un pueblo un producto, una iniciativa de la cooperación Taiwán-ICDF, que se lanza como una herramienta de mercadeo para potenciar las ventas en los diferentes festivales o eventos.

Ilobasco es considerado el primer caso exitoso de la cooperación taiwanesa en el proyecto un pueblo un producto y este éxito quedó plasmado en el desarrollo del festival en donde, además de impulsar la economía de Ilobasco, se engrandeció el valor patrimonial histórico del diseño y la creación de figuras de barro.

Comentar