• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Sufrimiento palestino en Gaza en manos del Hamás: 5 razones

La calidad de vida de los palestinos en Gaza se ha deteriorado considerablemente desde que Hamás, respaldado por Irán, asumiera el poder en la zona en un sangriento golpe de estado contra la Autoridad Palestina (AP), encabezada por el Fátaj, en junio del 2007.  Hamás – que ha sido declarada una organización terrorista por la Unión Europea, los Estados Unidos, Israel, Canadá y Australia – ha privado a su pueblo de derechos básicos y ha creado un régimen que pone en peligro a sus propios ciudadanos.  Entretanto, Hamás ha mantenido secuestrado durante cuatro años al soldado israelí Sargento  Guilad Shalit y se ha negado a permitir que el Comité Internacional de la Cruz Roja lo visite, violando así la Convención de Ginebra.  A continuación presentamos cinco razones por las cuales la población de Gaza está sufriendo bajo el gobierno de Hamás.

1. Pérdida de vidas y bienes palestinos debido a los continuos ataques de cohetes del Hamás contra Israel.
Los años de ataques de Hamás lanzando cohetes, misiles y bombas de mortero contra Israel llevaron a Israel a llevar a cabo la Operación Plomo Fundido, una operación defensiva en Gaza efectuada desde diciembre del 2008 a enero del 2009 durante la cual más de 1.300 palestinos resultaron muertos. Asimismo, más de 2.600 edificios, calles, carreteras y otro tipo de infraestructura, fueron destruidos o resultaron seriamente dañados.  A pesar de los esfuerzos realizados por las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) para minimizar las víctimas civiles,  Hamás hizo que la operación fuera más peligrosa para los palestinos a través del amplio uso de civiles como escudos humanos. Evidencias grabadas en vídeo, declaraciones de testigos presenciales e informes de la Inteligencia israelí demuestran que Hamás normalmente almacenaba armas en mezquitas, usaba hospitales como cuarteles generales, y en general ponía en peligro a la población palestina civil de Gaza.  En contraste, las FDI arrojaban panfletos y dejaban mensajes en árabe en los teléfonos celulares de los civiles de Gaza instándolos a abandonar sus hogares en las zonas de combate.  La operación defensiva ha reducido en un 90 por ciento el número de ataques de cohetes, misiles y bombas de mortero lanzados contra Israel desde Gaza.

Los continuos intentos por parte de Hamás de contrabandear armas al territorio, y su negativa a liberar al Sargento Guilad Shalit han llevado a Israel a mantener un bloqueo sobre Gaza, permitiendo la entrada de ayuda humanitaria. No obstante, el Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu anunció el 20 de junio que aliviaría las restricciones impuestas sobre Gaza y que se permitiría el ingreso de todas las mercaderías civiles, aunque permanecería en pie la restricción de productos de doble uso, que pueden ser empleados para fines militares.

2. La violenta toma del poder en Gaza por parte de Hamás y la persecución a opositores políticos.
Durante el derrocamiento, en junio del 2007, de Fátaj – el partido político del Presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas – más de 150 palestinos resultaron muertos y por lo menos 700 quedaron heridos. Las atrocidades cometidas por Hamás incluyeron arrojar a opositores desde los tejados, dejarlos inválidos de por vida disparándoles a las rodillas y atacar hospitales.  En los meses que siguieron a la victoria de Hamás, sus fuerzas continuaron haciendo uso de la violencia para aplastar a Fátaj.  Hamás aumentó su brutalidad contra Fátaj durante y después de la Operación Plomo Fundido, ejecutando y torturando a activistas del Fátaj a quienes acusaba de colaborar con Israel.
Recientemente Hamás rechazó una oferta de Abbas de debatir un plan para poner fin a la violencia actual entre ambos grupos.  La rivalidad entre Hamás y Fátaj provocó también un corte en el suministro eléctrico en Gaza porque ninguno de los grupos estaba dispuesto a pagar las cuentas de electricidad. “Si no fuera por la presencia de Israel entre Cisjordania  y la Franja de Gaza, lo más probable es que Fátaj y Hamás se estarían mandando terroristas suicidas y cohetes unos contra los otros,”declaró el corresponsal del Jerusalem Post Khaled Abu Toameh.  

3. Adoctrinamiento de Hamás a los niños en una ideología violenta por medio de su red de campamentos de verano.
Todos los veranos, Hamás organiza campamentos infantiles que inculcan el odio hacia Israel y los judíos.  En el 2009, Hamás puso en funcionamiento  700 campamentos para 120.000 niños palestinos.  Los campamentos pseudo-militares enseñan a los niños armamentos,  ejercicios de campaña, canciones anti-sionistas y anti-estadounidenses, y les enseñan a idolatrar el martirio.  La mayoría de las bajas entre jóvenes palestinos ocurren debido a su participación directa en la violencia contra Israel.

Hamás y otros grupos extremistas han acusado a la Agencia de Socorro y Trabajo de la ONU (UNRWA) – la organización de la ONU de ayuda a los palestinos – de corromper a la juventud palestina poniendo en funcionamiento campamentos de verano seculares, que incluyen deportes y lecciones acerca de derechos humanos. Un portavoz de Hamás declaró que los campamentos de UNRWA eran un “bárbaro ataque a nuestros niños… cuyo objetivo es corromper su moral con drogas y otras cosas.”  En mayo y junio del 2010, grupos jihadistas armados cometieron actos de vandalismo en dos campamentos de verano de la UNRWA en la Franja de Gaza que es dominada por Hamás.[24] Un portavoz del Fátaj acusó a Hamás por uno de los ataques.  Haga clic aquí y aquí para leer más acerca de los recientes ataques a campamentos de verano de la UNRWA.

4. Imposición por parte de Hamás de una estricta moralidad islámica y represión a las mujeres.
En conformidad con sus raíces de movimiento religioso fundamentalista basado en los Hermanos Musulmanes, Hamás ha impuesto gradualmente a los habitantes de Gaza la Sharia (ley religiosa islámica), a pesar de antiguas declaraciones formuladas por líderes del movimiento en cuanto a que eso no ocurriría.  Como parte de su campaña de “virtud”, Hamás arrestó en los últimos meses a una periodista palestina por haberse reído en una playa pública y por no haber llevado la cabeza cubierta. Hamás prohíbe a las mujeres viajar en motocicletas con varones y ha prohibido a hombres trabajar en peluquerías femeninas.  Hamás envía “patrullas de modestia” a  Hamás ha cerrado varios café Internet, cines y bares frecuentados por jóvenes en Gaza. En contraste, la ciudad de Ramala en la Margen Occidental gobernada por la Autoridad Palestina, tiene una floreciente vida nocturna.[

5. Repetidos intentos de Hamás de impedir que la ayuda humanitaria llegue a sus ciudadanos.
A pesar de que Israel ha enviado a Gaza más de un millón de toneladas de alimentos y otras provisiones desde enero del 2009, Hamás ha atacado los pasos fronterizos entre Israel y Gaza, incluyendo el cruce de Kerem Shalom a través del cual pasan semanalmente unos 200 camiones cargados de ayuda para la población en Gaza. En el 2009, UNRWA suspendió toda su ayuda a Gaza porque policías armados de Hamás robaron frazadas y alimentos destinados a la población palestina. Más recientemente, Israel ofreció enviar la asistencia de una flotilla ilegal que interceptó el 31 de mayo, pero Hamás devolvió el cargamento, estancando su entrega durante un mes La ayuda incluía 20 camiones cargados con equipo médico, ropa, frazadas y juguetes.

Fuente:  The Israel Proyect

Comentar