• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Socialismo del siglo XXI y la Corrupción

Es evidente que son las personas y no las ideologías políticas las que determinan la honradez en el desempeño político de quienes las conforman. Históricamente han existido corrientes políticas de diversa índole; que en el momento de su aparición los politicos que las lideraban prometieron con discursos intachables y bien elaborados, un paraíso en la tierra, un lugar donde la palabra desigualdad desaparecería sin dejar rastro.

Desde el nacional socialismo de Adolfo Hitler, el Partido Nacional Fascista en Italia con Mussolini, el comunismo de Joseph Stalin; Conformaron ideologías políticas que tuvieron mucho poder, jactándose de ser la solución real para una vida sin asperezas económicas y eliminar carencias de cualquier tipo  persuadieron a una infinidad de personas para que los siguieran.

Está de más decir que estas ideologías trajeron muchas muertes y destrucción al mundo, un dolor inimaginable… tristezas y lamentos aún se perciben en esa historia decadente de nuestra humanidad. Lo más triste de esto, es ver como la historia se repite y sigue mermando aun la vida de muchas personas en el mundo. Herederos de estas nefastas ideologías aparecen con el tiempo, tuvimos recientemente a un Hugo Chávez instaurando un llamado Socialismo del Siglo XXI en Venezuela y con él varios adeptos y algunos de ellos con problemas legales por corrupción.

En Brasil Antonio Palocci, un influyente ministro en los gobiernos de los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, fue condenado a doce años y dos meses de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero. El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado recientemente a nueve años y medio de prisión también por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Dilma Rousseff fue destituida como presidenta de Brasil por firmar en 2015 tres decretos por los que concedía créditos de bancos públicos para pagar determinadas deudas públicas. Estos decretos aumentaron los gastos del Estado e impidieron  cumplir la meta fiscal de 2015,  incumplir la meta fiscal va en contra del artículo 4 de la Ley Presupuestaria Anual de 2015. Para haber promulgado esos decretos habilitando esos créditos habría sido necesario pedir autorización al Congreso, conforme a lo previsto en la Constitución, cosa que no hizo la expresidenta brasileña. El senado destituyó a Dilma aparándose en la ley de Impeachment, mediante el cual se pueden imputar cargos contra un alto cargo del Gobierno.

Podemos ver como esta ideología socialista moderna que prometía cambios radicales en la administración de los gobiernos, repitió la corrupción que tanto había criticado de gobiernos anteriores y de oposición. Hugo Chávez, el presidente de los pobres decía: “Ser rico es malo” Lo predicaba de puertas para afuera solamente, en el mundo hay 199 países, según la ONU. El fallecido Hugo Chávez, alcanzó a visitar 180. Contaba con una exclusiva flotilla de aviones, adquiridos en su mayoría por PDVSA. El mayor es un Airbus con capacidad para 90 pasajeros. Lo utilizaba cuando viajaba con sus inmensas comitivas que incluían funcionarios, familiares, personal de seguridad, médicos y cocineros. Es así como llegaron en una ocasión a París y alquilaron dos pisos del costoso hotel Rafael, donde la noche vale 3.500 euros.

Podríamos seguir y ver el despilfarro de gobernantes que criticaron a funcionarios pasados por esta práctica. Es preocupante como nuestro gobierno tiene como referentes políticos a un Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Teniendo casi dos millones y medio de salvadoreños en EEUU y siendo este país nuestro principal benefactor económico, al gobierno debería preocuparle más lograr un acuerdo con el TPS y también dejar de una vez de insultar a senadores y embajadores de ese país.

 

Luis Enrique Contreras Reyes

Politólogo

Comentar