• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Salvadoreños obligados a regresar al país, al cancelar Estados Unidos el Estado de Protección Temporal (TPS)

Luego del anuncio hecho por el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, sobre cerrar las fronteras para evitar la inmigración masiva a ese país del norte y la cancelación del Estado de Protección Temporal conocido por TPS , causaron conmoción mundial, ya que una deportación masiva profundizaría aún más las precarias economías de los países como Haití, El Salvador, Nicaragua y Honduras, en donde un tercio de su población vive en ese país, legal o ilegalmente.

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 durante la presidencia del presidente George W. Busch con el que Estados Unidos concedió permisos de forma extraordinaria a los países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales, al que incorporaron a El Salvador, Honduras y Nicaragua, luego de los desastres ocasionados por el huracán Mitch en 1998. Este programa se había venido renovando gracias a las gestiones de los gobiernos de turno hasta este año que la administración de Donald Trump anunció el final de la protección migratoria especial para los países centroamericanos asi: Nicaragua 5 de Enero 2019; Honduras, 5 de Julio 2018; El Salvador 9 de Septiembre 2019, dando un margen de tiempo para que arreglen su situación migratoria, ya sea buscando una visa o preparándose para volver, ya que algunos están pagando sus casas.

En el caso de El Salvador, esta decisión viene a empeorar aún más la precaria situación económica de este país centroamericano cuya economía se sostiene principalmente de las remesas familiares.
Pero lo más triste es la parte humana, la emocional de estas familias, ya que se estima que estos casi 200 mil personas que tienen que retornar a El Salvador la mayoría han sido padres en los Estados Unidos por lo que la decisión de dejar a sus hijos por ser ciudadanos o traerlos a vivir al país que un día abandonaron buscando mejores condiciones de vida es toda una “Tragedia humana”.

La decisión de los Estados Unidos a cancelar este programa aceleradamente, se debe fundamentalmente en el caso de El Salvador a los acontecimientos de la izquierda con mensajes ofensivos hacia ese país, con el que se tiene una larga trayectoria de amistad y cooperación y la cual tuvo que haberse no solo mantenido sino fortalecido en bien de nuestros conciudadanos que viven en ese país y que por su audacia y entusiasmo por el trabajo se han podido mantener enviando las remesas a sus seres queridos que han sido bastión de la economía salvadoreña.
Ahora el retorno de los hermanos salvadoreños tiene que estar acompañada de una estrategia gubernamental y demostrar que los salvadoreños no necesitan emigrar para encontrar un mejor modo de vida.
A los Estados Unidos, un gran aliado de nuestro país y hogar de millones de migrantes, agradecerles por darles un hogar todos estos años a nuestros compatriotas y sabemos que harán lo posible para ayudarles reformando sus políticas migratorias ya que los salvadoreños en lo general son personas que muy eficientes en el trabajo.

Por: Norma de Francia

Comentar