• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

PROYECTO DE RECICLAJE EN METAPAN AHORA CON UN NUEVO COMPONENTE

Norma Estela Aguirre de Francia

“El reciclaje no es una idea original del ser humano; es un método usado eficientemente por la naturaleza que rápida y constantemente cambia,  limpia, reinventa y reutiliza, en otras palabras RECICLA, los mismos elementos, como en el caso del agua que constantemente se convierte en lluvia, nube, nieve, hielo, vapor, niebla, rio, mar; este proceso de constante reutilización y eficiente aprovechamiento de nuestros recursos, este verdadero reciclaje, ha hecho, hasta ahora, que la vida en nuestro planeta sea sostenible”.  Silvia Figueroa

 

Así comienza nuestra conversación con Silvia Figueroa Sandoval, una mujer extraordinaria originaria de Metapán, uno de los municipios de la zona norte de El Salvador. Desde los Estados Unidos, y a través de la Fundación Enrique Figueroa Lemus, Silvia ha impulsado uno de los programas de reciclaje más exitosos en el país, que afortunadamente ha encontrando eco en otras organizaciones consientes de que el medio ambiente es el eje principal de la sostenibilidad de la vida.

El Proyecto de Reciclaje en Metapán tiene como eje principal concientizar a las nuevas generaciones (a través de los centros educativos), de la necesidad de cambiar nuestros hábitos en relación al tratamiento que debemos dar a  los desperdicios de nuestro consumo; los desperdicios de hierro, papel, aluminio y plásticos se pueden reciclar convirtiéndolos en materias primas para nuevos productos. En la actualidad muchos países lo hacen.

En El Salvador aún no existe el compromiso real de sus habitantes de ser partícipes de una nueva cultura que vele por la conservación de nuestro medio ambiente y se necesitará de la voluntad política para incidir de una manera seria y responsable en esta área.

Dada la importancia de este proyecto, el esfuerzo de Silvia y su Fundación en la que le acompañan su familia, ha recibido merecido apoyo de la empresa HOLCIM, Club de Leones, los directores de los centros educativos y ahora, de la alcaldía de Metapán.

Aquí nuestra conversación

¿Cómo se miden los resultados de un Proyecto de Reciclaje de este tipo?

Quiero decirte que después de una pausa que nos sirvió para revisar las bases y evaluar el proyecto, encontramos que la acción de concientizar a nuestros jóvenes desde los centros escolares ha producido un efecto multiplicador que nos ha permitido llegar a sus hogares y podemos decir que la población conoce del programa y se están involucrando con él.

Los diez mil estudiantes de la ciudad de Metapán que están participando, son portavoces hacia su grupo familiar. Este proyecto no está diseñado para uno o dos años, cambiar la cultura de un pueblo es sumamente difícil y cada avance, pues, tenemos que celebrarlo. Lo más importante es que los habitantes se apropien de esta idea, que la desarrollen con amor, que sus costumbres del día a día cambien, que no tiren al suelo la basura y que si encuentran una botella o un papel tirado en el suelo, lo recojan. Estas acciones cotidianas incorporadas a la forma de ser de cada quien, nos llevará a tener un país limpio y por ende menos contaminado.

Este proyecto ahora lleva el componente de la Biodiversidad.

Con una colección de fotografías, esta exposición de la Biodiversidad de Metapán acaba de presentarse en Panamá en la Convención de Clubes de Leones con mucho éxito.

¿En qué consiste?

Yo creo que el problema de la contaminación se ha generado por un tipo especial de desconocimiento del cual yo me declaro culpable porque a mis años -no voy a decir cuántos-, me di cuenta que nunca había visto nada de lo que estaba a mi alrededor que midiese menos de cinco centímetros; de repente me encuentro con una fotografía que me enseña que hay 30 variedades de mariposas en un solo pedacito de naturaleza y al verlas de cerca distingo el increíble diseño de cada una; esta experiencia me hace reflexionar que, sin darnos cuenta, con nuestro proceder poco cuidadoso estamos dañando a los ecosistemas en donde habitan estas criaturas.

Vivimos en un mundo donde conocemos a nuestros vecinos humanos pero no a nuestros otros vecinos que nos dan vida a través de polinizar las flores, que son parte de la biodiversidad, entonces sin saber, destruimos y destruimos.  Es por eso que la Fundación Enrique Figueroa, para empezar, decidió hacer un levantamiento fotográfico de mariposas e insectos de Metapán, con el propósito de hacerlos visibles más fácilmente, agregando a cada uno la información científica de que disponemos y, de aquellas especies que no tengamos información -por ser especies únicas-, buscaremos obtenerla a través de la ayuda de los expertos en el tema.

Mi experiencia me dice que cuando vemos las fotografías de estos insectos tan pequeñitos, -ampliadas a dos metros de alto por 80 cm de ancho-, se vuelven de tamaño humano y dejan de ser esas criaturitas insignificantes que podemos ignorar, porque estamos de tu a tu, frente a frente con estos otros habitantes de nuestro medio ambiente. Estoy segura que esa increíble biodiversidad, que normalmente no apreciamos, va a producir una agradable sorpresa en la gente cuando vean de cerca y en detalle, los colores y características de estas criaturas que nos regalan con su diminuta belleza.

Nuestro parque alberga la gran mayoría de la biodiversidad de la zona así como de las áreas aledañas y el parque de San Diego; es necesario que el pueblo de Metapán sienta el compromiso de proteger y defender esa biodiversidad, porque no hay nada igual en el país y queremos mostrar lo que orgullosamente tenemos los metapanecos.

¿Cómo se presentará el proyecto de la Biodiversidad?

Realmente el proyecto tiene dos componentes, el primero consiste en imprimir las fotos en formato postal, las cuáles se entregarán a las y los alumnos de los centros educativos participantes, con el incentivo de que serán como un premio por su participación. La idea es que cada dos semanas salga una nueva tarjeta, que puede ser una flor, un fruto, un insecto, un ave y todas aquellas especies que hemos podido captar con nuestro lente.

Los insectos que no están científicamente catalogados, los vamos a hacer nuestros poniéndoles nombre a través de convocar un concurso público para cubrir los aspectos legales. La idea principal del proyecto es modificar la percepción de la población sobre estos insectos, lograr que se vuelvan nuestros, poniéndoles nombre y mostrando sus características.

El segundo componente será la impresión de estas mismas imágenes en tamaño póster. Hoy por hoy tenemos material para la impresión de 150 pósters. No queremos saturar a niñas y niños con toda la muestra, así que iremos publicando gradualmente los materiales comenzando con la colección de mariposas, luego la de saltamontes, insectos no clasificados, pájaros autóctonos y especies únicas que son orgullo de Metapán.

La zona de Metapán es muy visitada por científicos del mundo, que saben de la existencia de especies únicas de orquídeas, pájaros y reptiles. La verdad es que cuando yo comencé a interesarme en el tema, aun las mariposas mas comunes y corrientes no las conocía; me daba hasta vergüenza preguntar y, entonces comencé a investigar tomando fotografías. Con esas fotos acudí a un experto en saltamontes y ¡oh  sorpresa! dos de los ejemplares fotografiados no habían sido descritos por la ciencia. Entonces, si esto me sucedió en un inicio, ¿qué otras tantas sorpresas podemos encontrar si nos aplicamos a recoger más especies? Esta experiencia ha sido fascinante e interesantísima, estoy muy emocionada; ahora cuando voy a visitar áreas protegidas fotografío automáticamente cada criatura que se mueve.  Espero que todo este proceso se pueda replicar y que no sea solamente el orgullo de Metapán sino una experiencia compartida en todo el país.

Puede contactarse con Silvia Figueroa a cielomaya@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

Comentar