• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Presidente de la República de China (Taiwán), Ma Ying-jeou propone establecer código de conducta para Mar de China Oriental

Taiwan President Ma speaks during the "Taiwan, Technology and Beyond" Conference co-hosted by Merrill Lynch and the Taiwan Stock Exchange in Taipei

El Presidente de la República de China (Taiwán), Ma Ying-jeou, abogó el miércoles 26 por el establecimiento de un código de conducta para el Mar de China Oriental, con el objetivo de mantener la paz y estabilidad de la región.

El Primer Mandatario presentó la tal propuesta en su discurso pronunciado en el curso de la ceremonia de apertura del seminario internacional sobre la paz y seguridad del Este Asiático.

El Mandatario propuso la realización de negociaciones multilaterales en la región para el establecimiento del código de conducta previsto para el uso tanto del espacio aéreo como de las aguas del Mar de China Oriental.

Preocupándose por la creciente tensión regional ocasionada por el anuncio unilateral de la demarcación de la nueva zona de identificación de defensa aérea (ADIZ, siglas en inglés) sobre el Mar de China Oriental por parte de Beijing el 23 de noviembre pasado, Ma presentó también otra propuesta para establecer a la brevedad posible un mecanismo de diálogos multilaterales para gestionar los problemas causados por el solapamiento de las ADIZs de los diversos países de la región.

“En caso necesario, se podrían adoptar medidas provisionales para evitar errores de cálculo o conflictos, reduciendo al mismo tiempo el impacto sobre la libertad de vuelo sobre la región y la seguridad regional,” añadió Ma.

Basándose en el espíritu de su Iniciativa de Paz en el Mar de China Oriental, Ma urgió también a todas las partes involucradas a respetar las leyes internacionales, garantizando así la libertad de vuelo sobre la región.

Con el objetivo de buscar solucionar de manera pacífica las disputas territoriales concernientes a las Islas Diaoyutai, localizadas en el Mar de China Oriental, Ma presentó el 5 de agosto pasado su propuesta de paz, urgiendo a todos los países involucrados a dejar de lado las diferencias, a iniciar los diálogos pacíficos y a colaborar en la explotación y exploración conjunta de los diversos recursos depositados en la región en disputa.

Las Diaoyutais, conocidas en Japón como las Islas Senkaku, están situadas a unas 100 millas náuticas del pico nordeste de Taiwán. Tanto Taiwán como Japón y China continental han reclamado por muchos años su soberanía sobre estas islas actualmente deshabitadas.

En base a la susodicha propuesta de paz, Taiwán ha hecho significativas contribuciones al mantenimiento de la paz regional, citando como evidencia la firma del acuerdo sobre los derechos pesqueros en las aguas cercanas a las Diaoyutais con Japón en abril del año pasado, la cual, dijo, había logrado resolver la disputa pesquera que existía entre los dos países por un espacio de más de 40 años, destacó Ma.

El Mandatario mencionó también que su Administración había logrado resolver felizmente en agosto pasado la disputa diplomática entre Taiwán y Filipinas, ocasionada por el ametrallamiento por parte de un buque oficial filipino contra un barco pesquero taiwanés el 9 de mayo pasado, cuando este último estaba faenando en las aguas económicas de coincidencia de los dos países, resultando en la lamentable la muerte de un pescador taiwanés.

Organizado conjuntamente por el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Colegio de Asuntos Internacionales de la Universidad Nacional Chengchi, el seminario de un día de duración reunió a numerosos académicos y expertos procedentes de los Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Indonesia, Tailandia, Singapur, el Reino Unido, y el país anfitrión, Taiwán.

Entre los participantes más connotados que estuvieron presentes en la reunión, se encontraron John Hamre, ex subsecretario de Defensa de EE.UU. quien se desempeña actualmente como presidente y jefe ejecutivo del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, siglas en inglés), con sede en Washington D.C.; Andrew Yang, ex viceministro de Defensa de Taiwán quien se desempeña actualmente como secretario general del Consejo de Estudios de Políticas Avanzadas, con sede en Taipei; y Lin Chong-pin, otro ex viceministro de Defensa de Taiwán.

Comentar