• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

PRESEA PARA LAS FUERZAS ARMADAS LATINOAMERICANAS.

Por

Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra

Editor de PUBLICACIÓN ACCIÓN  http://publicacionaccion.blogspot.com

San Salvador, 28 de mayo de  2016.

 El Tribunal Oral Federal 1 de la Ciudad de Buenos Aires, ha pronunciado Sentencia condenatoria, contra catorce militares en situación de retiro, por acciones en la década de los años setenta. Acciones que evitaron la muerte de miles de sus conciudadanos y que su Estado, fuera consumido al servicio de una potencia extra continental. Actuaron, a semejanza de todas las Fuerzas Armadas latinoamericanas.

 Hoy se las ha perseguido, juzgado y condenado, pero esta persecución,  no puede cambiar lo que fue real: gracias a su lucha, la insurgencia se vio, en la necesidad de negociar la paz, sometiéndose a la vida democrática. Su servicio, no ha tenido fin, continúa por razón de esta condena, y su condena es en realidad, una presea, que premia sus acciones pasadas en defensa de la Patria.

 Y es porque la gloria, no se alcanza sólo en la victoria: también en el sufrimiento de la humillación y el escarnio, venganza del vencido que hoy logra, por otros medios, lo que no pudo por la fuerza de las armas. La Justicia Transicional es la nueva arma política, empleada por medio del Derecho. La acción de los militares en las luchas intestinas latinoamericanas era en virtud, del legítimo derecho de defensa del Estado, pero hoy, la coercibilidad de los jueces, ejercida contra los militares, mana también del Estado; sin embargo, hay profunda diferencia: antes, fue para proteger a la mayoría de los ciudadanos y a sus instituciones democráticas; hoy, es todo lo contrario: para satisfacer los intereses de una minoría que aún vive en el pasado conflicto armado, por lo que estos procesos son continuación de la subversión armada.

 Otra diferencia está en qué, esta nueva corriente de pensamiento político – jurídico, amenaza las mismas bases del Derecho: los conceptos de amnistía, como medio de solventar un conflicto, de prescripción, de retroactividad y las penas absurdas, obligan a pensar en un Derecho Injusto, ampliamente expuesto y desarrollado por el abogado, juez, camarista y filósofo católico argentino, Juan Alfredo Casaubon, que explica desde el pensamiento tomista, lo justo “simplecita” y lo justo “segundum quid” (lo justo relativamente tal) que significa que, dada la imperfección humana adapta el Derecho a su realidad y conveniencia (la “utilitas” humana) a la que se refiere Santo Tomás. Por esta razón debemos de referirnos como “normas injustas”; sin embargo, cuando la Justicia Transicional y la Justicia Restaurativa, buscan crear una estructura jurídica mucho más allá de las simples normas y pretende abarcar Derecho de Propiedad, Derechos Humanos y las demás relaciones del Estado con el Particular, se está frente a un peligro real, dentro del Derecho: el planteamiento de una estructura intrínsecamente injusta que altera los valores tradicionales cristianos que, juntamente con la tradición jurídica romana y la política griega, conforman nuestro ser cultural occidental. La política no puede hacerse a través de la Justicia Transicional, porque esta, destruye el fin del Derecho: la armonía social.

 Los expedientes judiciales podrán llevar los nombres de los militares y, reclamarlos por  medio de la Difusión Roja de Interpol; más  los miles de latinoamericanos que vivieron tal época, saben la verdad de esos aciagos tiempos y pensarán siempre que, gracias a las Fuerzas Armadas, cumplidoras de su deber, no fueron asesinados como en “La Cabaña” por Ernesto “Che” Guevara o utilizados como escudos humanos y mercancía política, en la toma de Palacio, en Bogotá.

 La Fuerzas Armadas Latinoamericanas no actuaron solas: en el plano político, miles de ciudadanos pusieron parte del esfuerzo, rechazando a la insurgencia izquierdista y manteniendo el aparato del Estado en funcionamiento y, cuando fue necesario, muchos se sumaron a la resistencia armada, como sucedió en Nicaragua, hasta el triunfo del sistema Democrático.

 Este día,  los militares en situación de retiro, argentinos, salvadoreños, chilenos, guatemaltecos y peruanos, no están siendo condenados pues estas condenas son presea, en reconocimiento a sus pasados servicios a Latinoamérica.

Comentar