• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Premio a idea sobre uso efectivo de energía solar

Los premiados “sentaron nuevos estándares globales en el desarrollo de la energía fotovoltaica, obtenida directamente de los rayos solares, dijo Fritz Brickwedde, de la Fundación alemana para el Medio Ambiente (DBU).

El presidente alemán, Joachim Gauck, entregó este 28 de octubre el Premio del Medio Ambiente al cofundador de la empresa SMA Solar Technology AG, de Kassel, Günther Cramer, así como a Andreas Bett y Hansjörg Lerchenmüller, del Instituto Fraunhofer para Sistemas Solares (ISE), de Fribrugo.

 

El principio arco iris

Mientras las tradicionales baterías solares de silicio solo pueden transformar una pequeña parte de la luz solar en energía, las celdas inventadas por Andreas Bett y Hansjörg Lerchenmüller utilizan todo el espectro de la luz solar. Para ello, los científicos utilizan tres diferentes y muy eficientes materiales. En vez de silicio, los alemanes optaron por emplear semiconductores combinados de galio-indio-fosfuro, así como de galio-indio-arseniuro y germanio. Cada uno de los materiales transforma una parte del espectro de la luz, ajustable a los colores del arco iris, en energía eléctrica.

“Nosotros transponemos las celdas solares o estructuras de semiconductores sobre los colores del arco iris y así logramos un efecto mayor que con un solo material semiconductor”, explica el físico Andreas Betts. La capa superior aprovecha la cortas ondas azules de la luz, la del medio las verdes y la capa inferior transforma las largas ondas infrarrojas.

Con este método los investigadores alemanes logran que las nuevas celdas solares alcancen una efectividad del 41 por ciento en la transformación de luz en energía, un récord mundial.

Entretanto, varias empresas de alta tecnología aplican el know how de los científicos del Instituto Fraunhofer para Sistemas Solares. La empresa AZUR Space Solar, por ejemplo, localizada cerca de Heilbronn, construye baterías solares múltiples que suplen de energía a satélites de comunicaciones.

Unas 1000 celdas múltiples caben en una plataforma del tamaño de un DVD. AZUR produce 150.000 unidades por año de estas innovadoras celdas, dice su gerente Klaus-Dieter Rasch.

Lente óptica

Otra genial idea de los científicos de Friburgo es el desarrollo de una lente óptica que ha mejorado la competitividad de las celdas solares para su uso en el espacio. “La clave es concentrar primero la luz solar con una lente óptica, llamada Fresnel, para luego dirigirla hacia una minisuperficie semiconductora”, agrega Andreas Bett.

Ahora, la única condición para un éxito asegurado de las celdas solares múltiples es sol y cielo azul durante todo el año. Algo que los países del trópico ofrecen en abundancia. Así, un invento en Alemania se puede convertir en una oportunidad para los países en desarrollo.

Autor: Richard Fuchs/José Ospina-Valencia
Editora: Claudia Herrera Pahl

DW.DE

Comentar