• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Ponte la Mochila y colabora con las nuevas generaciones de El Salvador

“Ponte la Mochila”, ha sido denominada la nueva campaña de la fundación Nuestros pequeños hermanos, que tiene como objetivo primordial favorecer a la niñez salvadoreña.

Ante la necesidad de luchar contra la pobreza, desigualdad y desnutrición, la fundación Nuestros Pequeños Hermanos (NPH) de El Salvador, crea la campaña “Ponte la Mochila”, la cual pretende que los niños de nuestro país que por diferentes circunstancias han abandonado la escuela, puedan continuar con sus estudios.

En la actualidad 105 jóvenes han sido becados para que puedan terminar sus estudios superiores en las diferentes universidades, además NPH ha beneficiado a más de 350 familias salvadoreñas con programas de salud y educativos, entre otros programas de desarrollo que velan por el bienestar de los niños y adolescentes de escasos recursos.

Oliverio Campos, director nacional de NPH en El Salvador, detalló que durante 20 años han trabajado por la población de este país.

Por su parte, Lisseth Carpio, gerente de recaudación de fondos de NPH, explicó que tanto empresas como personas en general, pueden apoyar con la donación y así darle la oportunidad a un niño que puedan continuar con sus estudios, ya que dicho donativo, cubrirá las necesidades básicas de la educación “desde los útiles escolares, transporte, alimentación y pago de la universidad” añadió Carpio.

¿Cómo puedes apoyar esta iniciativa? Las personas interesadas en sumarse a la campaña y marcar la diferencia en El Salvador, pueden hacerlo a través de un donativo de $10.00 dólares mensuales o $120.00 al año, haciendo su depósito a través de las cuentas de la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos o por medio de cargos automáticos a las tarjetas de crédito o débito; los interesados pueden llenar el formulario en la página web:                             www.nph-elsalvador.org/pontelamochila   

Por: Victoria Cabrera

Comentar