• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Poderes especiales para Chávez: “la oposición sin voto hasta el 2012”

La “Ley Habilitante” le permitirá a Chávez gobernar por decreto en todos los ámbitos durante dieciocho meses. La oposición teme quedar de manos atadas hasta 2012, cuando se celebran comicios presidenciales en Venezuela

El Parlamento de Venezuela, en donde los diputados que apoyan al presidente Hugo Chávez todavía tienen la mayoría, aprobó este viernes (17.12.2010) una ley de poderes especiales que le permitirá al mandatario gobernar mediante decretos en materia financiera, económica, política y social durante los próximos dieciocho meses. 

La ley en cuestión debía tener una vigencia de un año, pero Cilia Flores, presidenta de la Asamblea Nacional –el órgano unicameral que ejerce el poder legislativo en el país–, propuso extenderla a un año y medio, alegando que así lo habían solicitado varios sectores populares consultados. 

La “Ley Habilitante” ha sido descrita por el oficialismo como un mecanismo que garantizará al Gobierno libertad de maniobra y acceso a recursos necesarios para enfrentar los estragos causados por las lluvias recientes; pero la oposición ha acusado a Chávez y a sus partidarios de instrumentalizar el drama de los 38 muertos y más de 120.000 damnificados para perpetuar su hegemonía en el Congreso, justo cuando estaban a punto de perderla. 

 Los opositores elegidos el 26 de septiembre para ocupar cargos en la Asamblea Nacional temen quedar de manos atadas.

Los candidatos opositores que obtuvieron 65 de los 165 escaños de la Asamblea Nacional en las elecciones legislativas del 26 de septiembre se estrenarán en sus cargos el 5 de enero de 2011. Eso significa que los parlamentarios de la oposición estarán de manos atadas hasta mediados de 2012, año en que se celebrarán elecciones presidenciales; de ahí que el portavoz de esta bancada, el diputado electo Julio Borges, haya señalado a Chávez de “salirse de la Constitución” y de convertir el suyo en un “gobierno no democrático”.

Deutsche Welle conversó sobre las implicaciones de esta “Ley Habilitante” con el Dr. Nikolaus Werz, investigador de la Universidad de Rostock y autor de varios volúmenes dedicados al acontecer político de este país suramericano. 

Deutsche Welle : En sus doce años de gobierno, Chávez ha mandado por decreto en tres ocasiones y aprovechado las coyunturas para aprobar decenas de leyes, entre las cuales se encuentra una que le permitió aumentar el número de jueces favorables a su gestión en el Tribunal Supremo de Justicia. Considerando las circunstancias políticas que rodean a la “Ley Habilitante” de este 17 de diciembre, ¿le resulta creíble que a Chávez se le otorguen poderes especiales para responder a la crisis interna generada por las lluvias e inundaciones?  

Nikolaus Werz : A Chávez se le dieron poderes especiales en 1999 porque las lluvias y las inundaciones de aquel año le costaron la vida a 1.000 personas o más. Este año, Chávez justifica sus poderes especiales aludiendo a las víctimas de las inundaciones recientes, aunque sólo ha habido 38 muertos. Cabe suponer que las lluvias han sido usadas como excusa para que el partido oficialista conserve la mayoría que ha tenido en el Parlamento durante años. La oposición va a quedar sin voto, prácticamente, hasta el 2012. 

  El diputado Mario Isea habla durante el debate final en torno a la ley que le otorgó poderes excepcionales a Chávez el 17 de diciembre.

A juicio de los analistas políticos, la oposición venezolana sólo podrá corregir los errores estratégicos del pasado y presentar una imagen atractiva en los comicios presidenciales de 2012 si desempeña un buen papel a escala legislativa. ¿Tiene la oposición alguna posibilidad de defender su proyecto de país en el seno de la Asamblea Nacional? ¿No se verá inmovilizada por los poderes especiales de Chávez?

Creo que esa es la intención de esta “Ley Habilitante”. Por otro lado, la oposición es responsable, hasta cierto punto, de haberse colocado en esta situación; fueron los candidatos de la oposición quienes decidieron boicotear los comicios legislativos de 2005 [por considerarlos amañados a favor del oficialismo]. Claro, eso no justifica los excesos del oficialismo. Lo que quiero decir es que la oposición deberá conseguir su puesto primero para poder anotarse un éxito real y eso se va a ver seriamente dificultado por los poderes especiales de Chávez. 

En la cuarta cumbre presidencial de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) del 26 de noviembre y en la XX Cumbre Iberoamericana del 4 de diciembre, se aprobaron dos “cláusulas democráticas” diferentes que buscan desalentar y castigar los golpes de Estado. Lo que tienen en común es que permiten a los Gobiernos democráticamente electos activar la alarma cuando se sientan amenazados. Pero, ¿quién activa la alarma cuando un Gobierno elegido democráticamente se torne autoritario o antidemocrático? A la luz de lo que ocurre en Venezuela, ¿no le parece que estas cláusulas están incompletas? 

Las nacionalizaciones han sido práctica corriente en los últimos dos años. “Lo que se teme es que el número de ellas aumente”, dice Werz.

Esa es una cuestión complicada. La oposición venezolana denuncia que la “Ley Habilitante” es un “golpe constitucional”, un golpe desde adentro. Pero es difícil que una normativa regional sirva de árbitro en este tipo de situaciones, sea en Venezuela o en otros países de Latinoamérica. Después de todo, Chávez no es el único presidente de América Latina que gobierna mediante decretos. Y en Venezuela ya hubo presidentes democráticamente electos que gobernaron por decreto temporalmente, como Carlos Andrés Pérez, por ejemplo. 

¿Cómo percibe usted las reformas financieras y las leyes que los diputados oficialistas han estado aprobando paralelamente a la “Ley Habilitante”? Algunos economistas advierten desde hace semanas que la independencia de las empresas privadas corre un gran riesgo en Venezuela, pero pocos analistas creen realmente que el Gobierno venezolano llegue a estatizar los bancos por completo… 

La actual situación económica de Venezuela es peor que la de otros países latinoamericanos y seguirá estando muy mal durante 2011. Esto llevará a Chávez a usar sus poderes especiales para mantener el control puertas adentro de hoy al año 2012, cuando se celebrarán las elecciones presidenciales. La meta es dificultar el trabajo de la oposición y conservar el poder en sus manos. Chávez ambiciona gobernar durante mucho tiempo, él mismo lo ha dicho, ese no es ningún secreto. 

 “Mientras los precios del petróleo sigan estando altos, en Venezuela habrá suficiente dinero para políticas populistas”.

En lo que concierne a las nacionalizaciones, su número ha aumentado de manera marcada en los últimos dos años, aún cuando Chávez ha estado hablando del “socialismo del siglo XXI” desde 2004. Lo que se teme es que ese número aumente. Por otro lado, es difícil describir cuál será la tendencia del Gobierno venezolano, sobre todo considerando la urgencia con que necesita modernizar la infraestructura de la industria petrolera. Para poder mantener las cuotas actuales de producción y venta de petróleo, Chávez deberá privatizar parcialmente el sector petrolero; de no hacerlo, las instalaciones se seguirán deteriorando y él no podrá sostener la renta petrolera que es lo que apuntala su régimen. 

El problema es que si el Estado venezolano no puede garantizar la seguridad de las inversiones extranjeras, Venezuela va a seguir perdiendo atractivo para el capital foráneo y su economía se debilitará aún más…  

Esa preocupación es legítima. Pero, hay que considerar que, mientras los precios del petróleo sigan estando altos –algo que es difícil de predecir–, en Venezuela habrá suficiente dinero para que el Gobierno ponga en práctica políticas populistas. La situación se volverá peligrosa cuando los precios del crudo caigan dramáticamente y Chávez ya no pueda cumplir sus promesas de cara a los sectores más pobres de la población, actualmente asistidos mediante distintos programas sociales. 

Es posible que Venezuela no sea atractiva para el capital extranjero. Pero, hasta donde yo sé, hay ámbitos en donde se siguen haciendo inversiones, áreas de la producción petrolera que Chávez está obligado a abrir para que puedan ser modernizadas. Y en un país petrolero como Venezuela siempre surgen oportunidades de inversión y de ganancia a corto plazo.  

Autor: Evan Romero-Castillo
Editor: Pablo Kummetz 

Comentar