Poco o nada que celebrar en el “Día de los Derechos Humanos” - Periódico EL Pais
  • WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Poco o nada que celebrar en el “Día de los Derechos Humanos”

Las organizaciones sociales que integramos la Coordinadora Salvadoreña de Movimientos Populares
no podemos “celebrar” el Día de los Derechos Humanos, sino que lo conmemoramos con mucha
preocupación y espíritu de denuncia por los graves retrocesos en su cumplimiento durante estos
diecisiete meses del gobierno que preside Nayib Bukele, cuyo proceder es en muchos sentidos
“violatorio de derechos”. A continuación señalamos los más graves:
1. Derechos de expresión e información: La administración Bukele bloquea a los medios que
publican información crítica, descalifica a periodistas, defensores/as de derechos humanos, activistas
sociales, opositores políticos y a cualquiera que disienta de sus acciones; mantiene un discurso de odio,
una actitud confrontativa e instaló el conflicto con los demás poderes estatales como forma de
gobernar; y ha cerrado el acceso a la información pública.
2. Derecho a la transparencia y rendición de cuentas: La gestión gubernamental es opaca y se
caracteriza por el manejo anómalo de los fondos públicos. Según la Fiscalía y la misma CICIES creada
por Bukele, hay claros indicios del uso irregular de cientos de millones de dólares durante la
emergencia sanitaria por el COVID-19 en los ministerios de Salud, Agricultura, Seguridad Pública,
Hacienda, Turismo y otros.
3. Derechos ambientales. Con la excusa de que “no puede detenerse el desarrollo”, el Ejecutivo ha
autorizados proyectos ecológicamente inviables, como la urbanización Valle El Ángel, en una zona de
riesgo en las faldas del volcán de San Salvador y sobre mantos acuíferos subterráneos; no impulsa
programas de saneamiento ambiental; y tampoco gestiona en la Asamblea Legislativa la aprobación de
la Ley General de Agua.
4. Seguridad y derechos de las mujeres. Detrás de su retórica sobre la reducción de asesinatos, el
gobierno esconde las desapariciones, extorsiones y la violencia de género, especialmente los
feminicidios. El ISDEMU es una institución ausente y Bukele ni siquiera se refirió al problema de la
violencia contra las mujeres en la cadena nacional de medios que realizó el 25 de noviembre, el Día
Internacional de la NO Violencia contra las Mujeres, lo cual confirma el desinterés presidencial en esta
problemática urgente.

Deja una respuesta