PNC: Existen fuertes indicios del hallazgo de los cadáveres de la familia desaparecida en Nahuizalco

PNC: Existen fuertes indicios del hallazgo de los cadáveres de la familia desaparecida en Nahuizalco

Hay indicios fuertes de que los cuerpos encontrados en Nahuizalco son de los familiares de Omar Pimentel, preparador físico del equipo de futbol Sonsonate, desaparecidos el 16 de enero pasado, aseguró este jueves el director general de la Policía, Howard Cotto.

Así mismo el director informó de la captura de seis personas, entre ellos tres pandilleros que participaron directamente en el homicidio, “no hubo día desde ese 17 de enero que nos avisaron de la desaparición que no los buscáramos, el único día que no los buscamos fue el 3 de febrero, el día de las elecciones” subrayó Cotto, y aseguró que se desconoce por el momento el móvil del quíntuple asesinato, “lo del robo es una posibilidad muy remota”.

La Policía localizó este jueves en una finca de Nahuizalco, Sonsonate, los cuerpos sin vida de tres mujeres, un hombre y un niño, que de acuerdo con la vestimenta y otros indicios reconocidos por parientes corresponden a los familiares de Omar Pimentel, el preparador físico del equipo de futbol de la cabecera departamental, desaparecidos la noche del pasado 16 de enero cuando transitaban a bordo de un vehículo sobre la carretera de Los Naranjos de esa comprensión, la cual conecta con el departamento de Santa Ana.

Investigadores de la delegación de Sonsonate llegaron hasta un punto de la finca Los Trozos, del cantón El Arenal, de donde, con el apoyo del personal de medicina legal y fiscal, extrajeron de una tumba común los cadáveres los cuales presentaban diversas heridas de arma blanca.

El sitio del descubrimiento se halla a una distancia aproximada de un kilómetro, en otro punto de la finca, de donde las autoridades localizaron el pasado 17 de enero, un día después de la desaparición, el carro en donde viajaba de regreso la familia del instructor, rumbo a la ciudad de Chalchuapa, departamento de Santa Ana, de donde era originaria, luego de presenciar un partido de futbol del equipo donde trabaja Pimentel.

De acuerdo con las investigaciones, la familia desapareció sobre esa ruta cuando circulaban a la altura del cantón El Canelo, siempre en la jurisdicción de Nahuizalco.

Tras la desaparición de las cinco personas, las autoridades desplegaron un dispositivo de búsqueda y dieron con el carro, detuvieron a tres pandilleros y a una colaboradora a quienes les decomisaron un arma de fuego y, unos 10 días después, arrestaron a una pareja de trabajadores de la finca donde encontraron el automóvil.

Los pandilleros responden a los nombres de Ronald Isaías Valencia Aguilar, alias Chufle o Tramposo, autor intelectual y participante directo del hecho, también Carlos Eduardo Cerna López, alias Guacalchia, participante directo y autor material, así como William Fadary Martinez Ramos, Alias El Gato, por la portación de un fusil M16 A2.

El individuo Valencia Aguilar, alias Chufle, es el segundo cabecilla en la estructura de la MS en la zona de Nahuizalco, y cuando fue capturado ya tenía una orden judicial por homicidio tentado y otra más por homicidio, este individuo también está vinculado con las amenazas contra miembros de la Policía y Fuerza Armada en la zona y tuvo participación en la muerte de un custodio de centros penales que sucedió el año pasado.

De acuerdo con las investigaciones, en el asesinato participaron unos 10 individuos afirmó el jefe policial.

Asimismo Jenny Isaura Mendoza Gonzales, compañera de vida de alias El Gato, la primera mujer aprehendida, es una colaboradora de la pandilla, aunque no participó directamente en el cometimiento del asesinato.

Las otras dos detenciones corresponden a Bessy Segura Cardona y Felipe Lue, ambos de 56 años de edad, quienes son procesados por el delito de complicidad no necesaria en la privación de libertad de los desaparecidos.

Estas dos personas no brindaron información sobre el vehículo abandonado en el casco de la finca por parte de los terroristas, tampoco sobre la identidad de los que llevaron el automóvil al lugar, explicó el jefe policial. Ambos ya pasaron a la etapa de instrucción.

Los indicios apuntan a que los cuerpos sin vida encontrados este jueves corresponden a la esposa de Pimentel, Rosa Lue (40), Marco Antonio (12) su hijo, Silvia Jaco (65) suegra y madre de Rosa, Carlos Ernesto Colindres (35) cuñado, y Tania Monterrosa (25) novia de este último.

Los cuerpos ya se hallan en manos del Instituto de Medicina Legal (IML) a la espera de la prueba correspondiente para confirmar técnicamente que los cadáveres encontrados en ese lugar son los familiares desaparecidos del preparador físico.

Fuente: PNC

Deja un comentario