• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Personal ambiental costarricense junto a comitiva de RAMSAR viaja a zona bajo custodia ambiental de Costa Rica

En atención a las medidas provisionales dictadas por la Corte Internacional de Justicia el día 8 de marzo de 2011, particularmente  el  párrafo 86 de la Providencia emitida que dice lo siguiente:
( “A pesar del punto (1) arriba, Costa Rica puede enviar personal civil a cargo de la protección del medio ambiente al territorio disputado, incluido el caño, pero solo en el tanto es necesario para evitar que se cause perjuicio irreparable a esa parte del humedal donde ese territorio está situado; Costa Rica debe consultar con la Secretaría de la Convención Ramsar en relación con estas acciones, dar a Nicaragua previo aviso de ellas y usar sus mejores esfuerzos para encontrar soluciones comunes con Nicaragua en este respecto;”  personal costarricense ingresó a la zona bajo su custodia ambiental.

Costa Rica comunicó el día 30 de marzo al Gobierno de Nicaragua que, en coordinación con la Secretaría de la Convención RAMSAR  había programado una visita al lugar del humedal señalado por la Corte como territorio disputado -ex hypothesi-. 
La visita se haría los días 5 y 6 del presente por una misión compuesta tanto por personal técnico de la Secretaría de la Convensión Ramsar  encabezada por María Rivera, de Colombia, Manuel Contreras, de Chile; y Alfonso Rivera, de Canadá, como por personal civil costarricense a cargo de la protección del medio ambiente, (por ejemplo especialistas en hidrogeología y biología de humedales) El personal civil encargado de la protección del ambiente de Costa Rica, en consulta con la Misión Técnica de RAMSAR, sobre la base de la evidencia técnica existente, estimó indispensable una visita in situ para hacer una evaluación de la situación del humedal como consecuencia actividades humanas conducidas en el sector norte de Isla Portillos, a fin de implementar aquellas acciones que sean necesarias para evitar que se cause perjuicio irreparable a esa parte del humedal,   ya que la existencia de un peligro de daño irreversible es la razón misma por la que la Corte indicó tal medida.

Con ese propósito, la referida misión ingresó efectivamente el día 5 al humedal en una misión que se extenderá al menos hasta el 6.
Una vez  terminada la evaluación indicada, y hechas las consultas respectivas con la Secretaría de la Convención Ramsar, se ejecutarán las acciones que se consideren necesarias para la protección del humedal de conformidad con lo indicado por la Corte Internacional de Justicia.
Costa Rica informará a Nicaragua sobre los resultados de la visita y las evaluaciones técnicas resultantes de ella.  Con las acciones anteriores Costa Rica pretende atender escrupulosamente la resolución del Tribunal de La Haya, ya que se trata de la decisión de un órgano judicial,  el más importante del mundo y queremos cumplirla estrictamente.El Gobierno de Nicaragua sin embargo ha manifestado reiteradamente su oposición a la visita de esta misión. El vicecanciller nicaragüense, Manuel Coronel Kautz, señaló el día 4 de abril 2011 que Managua informará a la Corte de “los extremos de las acciones de Costa Rica”, por considerar que ha “actuado unilateralmente y sin contar con la fundamentación necesaria”.
 Una primera Misión de RAMSAR visitó Costa Rica entre el 27 de noviembre y el 1 de diciembre de 2010.  El 4 de enero de 2011, en su informe, de 27 páginas más anexos, RAMSAR confirmó el “homicidio ambiental” al humedal denunciado por Costa Rica, causado por las acciones de parte fuerzas militares y personal civil de Nicaragua, entre octubre y diciembre de 2010.

Comentar