PEQUEÑOS EMPRENDEDORES COMPARTEN EXPERIENCIAS EN LA CRIANZA DE CERDOS

PEQUEÑOS EMPRENDEDORES COMPARTEN EXPERIENCIAS EN LA CRIANZA DE CERDOS

Familias agricultoras y emprendedoras del cantón Sihuatilapa, en el municipio de Teotepeque, departamento de La Libertad, compartieron experiencias productivas al visitar la granja porcina del productor Eduardo Menjívar, en lo relacionado con la crianza de cerdos en ambientes rurales y controlados.

La actividad fue realizada por la agencia del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) ubicada en el Puerto de La Libertad, una de las ejecutoras del proyecto Fortalecimiento al Emprendedurismo Agropecuario en municipios de pobreza extrema en El Salvador.

Estas familias, con esfuerzo propio y con el apoyo del proyecto están iniciándose en la crianza de cerdos, por ello “con esta visita a la granja queremos que vean de primera mano cómo se desarrollan las actividades de un emprendimiento de cerdos en un ambiente rural y controlado que compartan sus primeras experiencias”, dijo el extensionista de la agencia, Ricardo Alas.

Durante la gira por las instalaciones “conocieron más acerca de las fases en la crianza, la cual inicia con los reproductores, cuido de la cerda en la etapa de preñez, maternidad, manejo del destete, fase de engorde o su comercialización después del destete”, agregó el extensionista.

En la fase de maternidad destacaron la importancia del descolmillado, descolado y curado del ombligo (con yodo). Las primeras dos deben realizarse a las 24 horas después de nacidos, con el objeto que no se hagan daño entre ellos, algo muy frecuente en ambientes controlados.

Asimismo, enfatizaron en la sanidad y alimentación en el manejo de los cerdos, los beneficios de las razas especializadas en la producción de carne, el manejo de las excretas y aguas residuales. Sobre los dos últimos temas se contó con el acompañamiento de un inspector de saneamiento del Ministerio de Salud, quien brindó recomendaciones relacionadas con el tema, especialmente para evitar la contaminación del medio ambiente.

Juan Bautista Guardado, uno de los emprendedores apoyados por el CENTA, aprovechó para compartir sus experiencias relacionadas con la alimentación de las cerdas que están próximas a parir, así como el control de enfermedades con antibióticos.

Al referirse al apoyo brindado por el CENTA para el inicio de su emprendimiento, destacó que ha sido uno de los beneficiados con material para la construcción de los corrales, antibióticos, así como un biodigestor.

Con respecto a la asistencia técnica señaló que “nos están ayudando mucho, porque nosotros solo invertíamos, sin llevar al detalle lo que gastábamos y los ingresos que teníamos, pero ahora estamos aprendiendo a administrar”.

El coordinador de la agencia, Néstor Madrid, destacó que en Teotepeque son cuatro los emprendimientos atendidos en la crianza de cerdos, pero también en el municipio de Jicalapa, atienden en cultivo de hortalizas y pollos de engorde, todos con el Fortalecimiento al Emprendedurismo Agropecuario en municipios de pobreza extrema en El Salvador.

Deja un comentario