Países del SICA se comprometen a conservar y restaurar 10 millones de hectáreas para el año 2030 en Cumbre para la Acción por el Clima

Países del SICA se comprometen a conservar y restaurar 10 millones de hectáreas para el año 2030 en Cumbre para la Acción por el Clima

Nueva York, 22 de septiembre de 2019.

El ministro salvadoreño Fernando López, en su calidad de presidente pro témpore de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), presentó este domingo en la Cumbre para la Acción por el Clima de Naciones Unidas, una iniciativa formulada en el país y adoptada por los ocho países  que integran el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), donde la región completa se compromete a conservar y restaurar 10 millones de hectáreas para el año 2030.

Esta meta conjunta de Belice, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y El Salvador  busca reducir emisiones de gases de efecto invernadero y combatir al cambio climático a través de rehabilitación de tierras degradadas, conservación y restauración de bosques y transitar articuladamente hacia una agricultura baja en carbono.

El sector de agricultura, bosques y otros usos de la tierra (AFOLU) presenta los más altos niveles de emisiones, en promedio superiores al 50%, de los totales regionales. En contraste,  esta parte del Planeta alberga el 12% de la diversidad biológica.

“Centroamérica ha sido tipificada, a nivel global, como la región más sensible al cambio climático. En años recientes, tanto el istmo como República Dominicana, han visto incrementarse en número e intensidad los desastres climáticos, con altas repercusiones sobre la economía y la seguridad alimentaria, incidiendo en los procesos migratorios de nuestros países”, mencionó el ministro López en Nueva York, donde se desarrolla el encuentro.

Esta acción resulta esencial para construir una resiliencia climática integral con co-beneficios globales.

“Somos también conscientes de que asumimos este ambicioso compromiso llevando al límite la disponibilidad de los recursos técnicos y financieros a nuestro alcance, y lo hacemos con la convicción de que servimos a la causa superior que hoy convoca a todas nuestras naciones. Ello nos exige la mayor de las responsabilidades y eficiencia en el diseño e implementación del plan de acción que habremos de presentar el próximo mes de diciembre en la COP25”, dijo durante su intervención.

Además animó al resto de países a incrementar la ambición en las metas y en los apoyos técnicos y financieros para enfrentar el cambio climático y que permitan  transformar el sector AFOLU de principal emisor a un sector de carbono neutral en el 2040.

Deja un comentario