• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Organizaciones sociales salvadoreñas en solidaridad con la Acción Global Justicia para Berta

Comparte Esta Noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print

Berta Caceres es recordada luego de su aseninato.

Este 2 de marzo organizaciones sociales salvadoreñas se concentrarán frente a la embajada de
Honduras en San Salvador para denunciar atropellos continuos a los derechos de humanos de la
dictadura de Juan Orlando Hernández y demandar juicio inmediato a los autores intelectuales del
asesinato de Berta Cáceres, prominente defensora de los derechos humanos, los derechos de la
madre tierra y la comunidad indígena Lenca.
Berta Cáceres fue asesinada en la madrugada del jueves 2 de marzo de 2016, en su casa de
habitación en el departamento de La Esperanza, en el oeste del país. Mientras que las autoridades
hondureñas tipificaron originalmente el crimen como un intento de robo y luego como un crimen
pasional, todo el mundo sabía que el motivo del asesinato fue su férrea oposición al proyecto
hidroeléctrico Agua Zarca, operado por la empresa DESA, que afectaría de manera negativa al rio
Gualcarque considerado un lugar sagrado por las comunidades Lencas por ser un bien común vital
para su existencia.
El asesinato de Berta Cáceres es emblemático de un patrón de persecución contra defensores
ambientales y de derechos humanos ha incrementado paulatinamente en la región
Centroamericana en la última década. Según un reporte de la organización Global Witness publicado
en 2017, Honduras, Guatemala, Nicaragua y México se encuentran entre los diez países con la más
alta criminalización sistemática a los defensores ambientales y la más alta negligencia ante las
denuncias por persecución por entes no estatales.
Este patrón de persecución es una muestra del continuo debilitamiento de la institucionalidad
democrática de la región. La sociedad hondureña de ha sido testigo de este deterioro democrático
desde el golpe de Estado consumado contra el presidente Mel Zelaya en 2009. Al golpe de Estado
le siguieron una política brutal de medidas económicas neoliberales orientadas a privatizar el
patrimonio del Estado y despojar los bienes comunes de sus guardianes ancestrales. Desde
entonces, la dictadura hondureña ha convertido al país en uno de los más violentos en el mundo y
el más violento para defensores de derecho humanos.
La reciente usurpación de la presidencia por Juan Orlando Hernández, quien lidero una campaña
política ilegitima e inconstitucional en noviembre del 2017 con el explícito apoyo militar y
diplomático del gobierno de los Estados Unidos, ha desatado una brutal represión contra las fuerzas
democráticas del país que han resultado en más de 40 asesinatos por parte de los cuerpos de
seguridad, más de 600 presos políticos y decenas desaparecidos.
Ante la escalada de inseguridad para los defensores de derechos humanos en Honduras, las
organizaciones abajo firmantes:
• Demandamos justicia para los autores intelectuales del asesinato de Berta Cáceres quienes
lideraron una campaña de persecución, criminalización, judicializaron y muerte contra ella y
todavía se esconden tras estructuras empresariales y estatales.
• Responsabilizamos al dictador Juan Orlando Hernández por la persecución política y
encarcelamiento de más de 500 líderes de las fuerzas democráticas y el asesinato de más de 40
hondureños y hondureñas por miembros de la Policía Militar.
• Llamamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto
Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) La organización de
Estados Americanos y otras instituciones multilaterales a que denuncien las violaciones de
derechos humanos y promuevan un dialogo vinculante con todas las fuerzas democráticas del
país.
• Nos solidarizamos con el pueblo hondureño e instamos mantener la resistencia contra la
dictadura y unificar esfuerzos de manera contundente e indefinida hasta la lograr restablecer el
orden democrático del país.
San Salvador 2 de marzo del 2017.
Firman:
Asociación de Desarrollo Económico Social Santa Marta -ADESAlianza
Centroamericana frente a la Minería -ACAFREMINAsociación
para el Desarrollo de El Salvador -CRIPDESAsociación
de Radios y Programas Participativos de El Salvador -ARPASLa
Alianza Social por la Gobernabilidad y la Justicia -ASGOJUForo
Nacional de Salud
Unidad Ecológica Salvadoreña -UNES-

Comentar