OPINONES SOBRE LA CRISIS ECONÓMICA

Ángel Gurría, Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dice para la BBC que no ha fracasado el capitalismo occidental. 

El filósofo John Gray, también para la BBC, dice:“Marx erró en lo que se refiere al comunismo. Pero su percepción de la revolución del capitalismo fue proféticamente acertada. No fue sólo sobre el hecho de que en ese sistema la inestabilidad era endémica, aunque en ese respecto fue más perspicaz que la mayoría de los economistas de su época y de la actualidad. También, en un nivel más profundo, Marx entendió cómo el capitalismo destruye su propia base social: la forma de vida de la clase media”.

Gurría reconoce que “la crisis dejó un legado terrible. Un legado de alto desempleo, enorme déficit fiscal que todavía estamos luchando por controlar, una deuda pública acumulada que ya ha alcanzado el 100% del PIB en promedio en los países de la OCDE. Esta deuda era parte de la solución, y ahora se ha convertido en el problema. Y sigue creciendo, 

solución, y ahora se ha convertido en el problema. Y sigue creciendo, ya que la desaceleración económica reduce los ingresos fiscales, y el desempleo masivo aumenta el gasto social”.

Gray señala: “La situación para muchos jóvenes es aún peor. Para poder adquirir las habilidades indispensables para conseguir empleo, hay que endeudarse. Y como en cierto momento hay que volverse a entrenar, hay que ahorrar, pero si uno empieza endeudado, eso es lo último que podrá hacer. Cualquiera que sea la edad, la perspectiva de la mayoría de la gente hoy en día es una vida entera de inseguridad. Estamos apenas a mitad de camino de una crisis financiera que pondrá muchas cosas de cabeza”. Y Gurría plantea con mas optimismo: “La OCDE está reclamando cambios estructurales: reforma de los productos y los mercados de trabajo, la educación, la innovación, la competencia, los impuestos, la salud, el crecimiento del sector verde. Esos son los temas que deben constituir nuestros principales objetivos en el contexto de una estrategia a largo plazo para restablecer el crecimiento sostenido”.

 También para la BBC opina sobre el tema la persona más rica del mundo: el empresario mexicano Carlos Slim diciendo que “es un problema estructural, es un cambio de civilización y las cosas que deberían haberse hecho no se han hecho”. E insiste en la necesidad de estas reformas porque  el mundo necesita adaptarse a un nuevo orden económico.

“En las últimas décadas” -explica Slim- “los avances en la tecnología han hecho que la industria de servicios crezca de manera exponencial, dibujando un nuevo mapa económico mundial”. Para los que critican su enorme riqueza en un país donde casi la mitad de la población vive en la pobreza, Slim dice que esa crítica lo hacen los ignorantes de la economía y 

“de lo que está ocurriendo”, porque para un empresario “lo importante es manejar la riqueza con eficiencia, austeridad y creatividad para crear más riqueza. La inversión privada es la principal manera de financiar el desarrollo de nuestros países”. Y se mostró optimista sobre las perspectivas de México y América Latina.

Ninguno de los tres aludió a otro factor de la crisis, que también es demográfica y moral: la crisis del matrimonio estable y de la familia con numerosos hijos. En cambio, Gary Becker, Premio Nobel de Economía 1992,  había demostrado la importancia económica del factor humano y del matrimonio. “El matrimonio, dijo, es una ganancia económica tanto para el hombre como para la mujer. Obtienen un beneficio mayor que si permanecieran solteros y parte de esa ganancia son los hijos.” 

 Es muy necesario que los matrimonios tengan hijos, señaló Becker, pues únicamente así garantizan que el crecimiento económico de un país se prolongue. “Un país sin personas” –sentenció- “no contará con el capital humano ni con la mano de obra necesaria para seguir generando riqueza. Sólo con familias numerosas se puede resolver el problema de la pobreza en el mundo”.

Luis Fernández Cuervo                      luchofcuervo@gmail.com

Deja un comentario