• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

OBAMA EN CUBA HACE RENACER LA ESPERANZA

Todavía la noticia de la visita del presidente Obama a Cuba se recibe con sorpresa y beneplácito en el mundo entero, devolviendo a las naciones en conflicto un alito de  esperanza, de reconciliación, basándose en el respeto mutuo de la naciones como tales, buscando el intercambio político, económico y cultural, buscando en esa “alianza” el ganar ganar.

John Calvin Coolidge, fue el primer presidente de los Estados Unidos en pisar suelo cubano el 15 de Julio de 1928, acompañado por su esposa siendo en aquel entonces el presidente cubano Gerardo Machado, quien llegó para participar en la VI Conferencia Internacional de Estados Americanos, la precursora de la que hoy es la OEA.

Ochenta y Ocho años después y de una larga y dolorosa historia socio económica y política de la isla,  Barack Obama se convierte en el segundo gobernante estadounidense en hacer una visita considerada histórica, luego de 88 años.

Luego de varios recorridos, reuniones  y discursos, este día Martes 22 de Marzo, Obama concluyó su visita oficial diciendo un hasta pronto a la isla, dejando en el corazón de los cubanos una sensación esperanza en sus corazones, luego que su mensaje el día anterior estuvo cargado de palabras de esperanza para esos doce millones de cubanos dentro de la isla y otros 3 aproximadamente que viven en los Estados Unidos, especialmente en el estado de la Florida a 90  millas de Cuba.

En su discurso, se siente la humanidad de Obama, que no ha olvidado sus raíces, de sus padres emigrando de Kenya, dejando atrás lo más preciado de todo ser humano, su familia para ir en busca de un mejor futuro.

Ese mar que separa la Isla de la Florida, ha significado la esperanza, el dolor y la alegria de millones de familias separadas por un Régimen que le cerró las puertas a sus habitantes para evitar que la isla siguiera siendo el lugar de diversión de los estadounidenses.

Para bien o para mal existe una población de mediana edad que no vivió el conflicto, mucho menos pueden siquiera imaginar en salir de la isla, ahora muchos celebran pero no creen todo lo que se dice, Obama puede por ahora decidir sobre algunos aspectos, pero no de todo, a su regreso tendra que conseguir   el consenso del Senado para la aprobación de los tratados entre ambas naciones, así que es posible que concluya su mandato sin haber logrado cumplir todo lo prometido.

Lo que es cierto es que una nueva era ha llegado para Cuba que ha estado alejada del mundo, y esperemos que con la globalización las nuevas generaciones logren compartir con el mundo sus investigaciones y avances tecnológicos, asi como su riqueza cultural.

“Es hora de dejar el pasado atrás y ver hacia el futuro” dijo el mandatario Estadounidense en su discurso.

Los cubanos están felices, los Castro han abrazado la esperanza con fe las palabras de  Barak Obama y las promesas a futuro, pero pasara algún tiempo antes de que se levante el bloqueo de los Estados Unidos  a la isla  ya que hay temas todavía candentes como Guantánamo y otros resquemores que hay que superar, especialmente porque los lideres cubanos de la revolución del 59 todavía viven y lideran la política cubana, por lo que seguramente habrán muchas nuevas clausulas para no volver a los vicios del pasado que llevó a los cubanos a buscar su soberanía.

Este acontecimiento histórico sin duda, tendrá un enorme impacto en la vida política de los Estados Unidos, que se encuentra en la antesala de los comicios presidenciales y que definitivamente tendrá un  impacto positivo para el partido demócrata y posiblemente esto inclinará la balanza en su favor, especialmente  en una campaña en donde Donald Trump, de ascendencia alemana,  le está haciendo mucho daño al partido republicano que representa, con su discurso lleno de odio y prepotencia contra las minorías, en un país que es grande gracias al crisol de culturas que al igual que sus padres llegaron en busca de un futuro mejor, sometiéndose a las leyes y dando lo mejor para vivir mejor.

Que diferencia entre un Obama y Trump

Norma Aguirre

 

 

Comentar