• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Nuevos derroteros

Por      

Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra

Analistas de izquierda aseguran que los proyectos políticos, tanto de ARENA como del FMLN, están muertos, y que sus maquinarias electorales irán menguando. Que la alianza de la izquierda con Bukele, está aún construyéndose, política y electoralmente. Estas apreciaciones son resultado de un análisis marxista-dialéctico y no, necesariamente serán correctas, a la luz del nacionalismo.

ARENA y el FMLN se han alejado de sus principios ideológicos, lo cual ha generado el rechazo de sus electorados, no significando que éstos sean neutros o, se hayan distanciado de la política y mucho menos, que hayan pasado a ser de Bukele, sino que, no sintiéndose representados, se abstienen de votar o, dan voto de rechazo. La manipulación de las cúpulas hacia la base, ha tenido un efecto tóxico, sin que dichas cúpulas lo perciban como tal, pues el control partidario es su objetivo y el de sus financistas, lo cual, a la larga, destruye a sus partidos, dando falsa apreciación de las verdaderas tendencias políticas.

La cúpula del FMLN, mantiene como su estrategia, la lucha de calles, procurando la inestabilidad, para obligar al Gobierno a negociar, sin percatarse de que, dicho proceder, sólo puede conducirlos a su destrucción y a que sus bases cierren filas en derredor de Bukele, pues la cúpula ha desechado la penetración ideológica. El mensaje que la cúpula ha enviado a sus bases, es que el bienestar económico es lo primero y que, para gozarlo, hay que estar con el más fuerte.

La cúpula de ARENA, por el contrario, lejos de distanciarse de Bukele, ha pactado con él, aun antes de las elecciones presidenciales. El acercamiento de Neto Muyshondt a Bukele y con él de varios miembros del COENA recién nombrado, de por lo menos, nueve diputados y algunos alcaldes emblemáticos, marcarán un mayor distanciamiento con el electorado tradicional de ARENA, que es de unos quinientos mil votantes.

Las bajas votaciones en las internas, tanto de ARENA como del FMLN, reflejan sus realidades electorales, que son consecuencia del alejamiento de sus ideologías. La lucha interna en GANA, terminará depurando los mandos tradicionales de ese partido, en favor de quienes están con Bukele, consolidando sus estructuras partidarias para la próxima elección de diputados y alcaldes. Muchos de los nuevos candidatos provendrán de ARENA y del FMLN, lo que prueba el presente abandono ideológico, por el interés de lucro personal, aflorando el resentimiento acumulado en sus partidos originales.

El peso electoral de Bukele, ya se hace sentir en la Asamblea Legislativa, la que no pondrá ninguna oposición a cualquier forma de CICIES, de presupuesto o impuestos nuevos.

Bukele, millonario de nacimiento, pero políticamente nacido en el FMLN, muestra signos de ser populista, situación que seguirá mientras use distractores para gobernar: plan de seguridad, salud o la CICIES y mantenga alta su popularidad.

Hasta el presente, aún no se ve claro la forma de acabar con la delincuencia, salvo el despliegue de tropas; pues la delincuencia está mutando a nuevas formas y, la inversión sólo se ve en promesas. Lo que se vislumbra es una mayor lucha política, siendo que lo que necesita el país, es estabilidad jurídica y confianza económica, de lo contrario, la única forma de sostener la seguridad pública, es a base de restricción de libertades e impuestos.

Si ARENA no vuelve sus principios fundacionales, será usado por Bukele sólo para consolidarse y, quienes esperan ser sus aliados para sucederle en el poder, serán descartados, pues a menos poder político de ARENA, menos valor de su dirigencia en una alianza. La derecha reaccionará nuevamente sólo si ve un peligro directo al sistema económico, que altere al sistema político.

Deja un comentario