Nueva promoción de bachilleres en el Centro Penal de Apanteos

Nueva promoción de bachilleres en el Centro Penal de Apanteos

A pesar que cumplen una condena por violar la ley de El Salvador, las autoridades brindan la oportunidad a los privados de libertad, a que reciban el derecho de la educación.

Muchos de los internos, toman la valentía de superarse e iniciar un nuevo reto estudiantil.

Por ello, una nueva promoción de bachilleres (2014 – 2016) se graduó en las instalaciones del Centro Penal Apanteos en Santa Ana.

36 internos y dos custodios de este centro penal recibieron su diploma de bachillerato general.

Los maestros del Centro Escolar “Mario René Revelo” del centro penitenciario, fueron los encargados de impartir los nuevos conocimientos a los interesados, todo gracias al proyecto de educación del Modelo de Gestión Penitenciara, “Yo Cambio” basado en el Art. 27 de la Constitución de la Republica: el cual establece que el objetivo de este programa es corregir, educar y formar hábitos de readaptación en los delincuentes.

La directora del Centro Escolar Mario Rene Revelo, Norma de Ruiz, expresó que el proyecto se realiza desde el año 2005, además explicó como fue el proceso de educación en el lugar. “iniciamos con el bachillerato a distancia, a partir del 2009, los alumnos solo asisten dos años lectivos; la escuela funciona de lunes a viernes y los días sábados asisten docentes tutores. Al privado de libertad se le exige su certificado de noveno grado y muchos ya tienen tiempos de haber finalizado ese nivel, otros no reciben visitas, por lo que tenemos que hacer un montón de trámites para que los jóvenes saquen su título de bachiller” dijo.

El proceso de los estudiantes de bachillerato, requiere que durante el primer año se sometan a una prueba externa, esta se convierte en el 20% de su nota y en el segundo año realicen la PAES la cual  será el  25% de promedio final, por lo que son constantemente capacitados para cumplir con la prueba.

Mientras que la directora del Centro de Penal de Apanteos María Baños, detalló que dentro del grupo de graduandos se destacaban dos agentes de seguridad que culminaron su proceso educativo en dicho lugar “dentro del sistema penitenciario existe la educación, hay maestros que son enviados por el MINED, es una satisfacción que dentro del marco de la Ley se hagan estos proyectos, nuestro objetivo es que ellos se preparen para que cuando obtengan su tan anhelada libertad puedan continuar, esto no significa que hay un estancamiento, ellos siguen con sus estudios en régimen abierto”  añadió.

Muchos familiares de los ahora bachilleres, asistieron a la actividad de graduación para acompañar a quienes decidieron tomar un reto que les servirá el resto de sus vidas.

Con lágrimas en los ojos, los seres queridos abrazaban a sus graduados e incentivan a  no desmayar si no a continuar hasta lograr obtener una carrera universitaria.

Por: Victoria Cabrera

Deja un comentario