• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

NOTITAS DE CAFE: CAFE Y SALUD

La cafeína es un alcaloide, precisamente una 1,3,7 trimentilxantina que se presenta no solo en el café, sino también en otras bebidas como el té, chocolate, mate, bebidas no alcohólicas dulces a base de colas, aunque en cantidad menores. En el café también se encuentran otras metilxantina, como la 1.3 dimentixantina, mejor conocida como teofilina presente en el té y la 3.7 dimetilxantina, conocida como teobromina del chocolate. El rol de la cafeína en el café no es solamente regular el gusto. Su función farmacológica es muy reconocida y mantiene a muchos investigadores interesados en sus efectos.

Sistema/ÓrganoEfectos de la cafeína / Teofilina
Cardiovascular
CorazónInotrópico / cronotrópico positivo
Vascularización
CoronariasDilatación
Renal Dilatación
Periférica Dilatación
CentralConstricción
RespiratorioBroncodilatador, estimula la respiración
RenalDiurético
GastrointestinalEstimula las secreciones gástricas
Músculos lisosRelajamiento
AdiposoEstimulación de la liólisis
Nervioso central Estimulación

La dosis comúnmente ingeridas a través del café presentan efectos modesto. Para ver efectos farmacológicos típicos, hay que consumir mucho en un período corto de tiempo (300 ,g, tipo espresso en una sola dosis). Esta situación es difícilmente realizable con la toma normal de café.

Sí la cafeína se ingiere en una solo dosis de 4 mg/kg. de peso corpóreo, se absorbe de 2.5 – 4.5 horas. En el adulto tal absorción es idéntica. La cafeína se elimina a través de la orina, no se puede determinar acumulaciones si la toma se da espaciada durante el día. El efecto de esta sustancia disminuye en los fumadores, es por esto que el consumo en estos se incrementa, día por día.

Producto

Cuantitativo promedio por porción

Espresso o moca

40 -80 mg. por taza

Café americano

115 -120 mg. por taza

Instantáneo

65-100 mg. por taza

Descafeinado

5 mg. por taza

Instantáneo descafeinado

5 mg. por taza

Capuccino

70 -80 mg. por taza

Chocolate (barra 60mg.)

30 -40 mg. por taza

40 -50 mg. por taza

Bebidas a base de Cola

30 – 50 mg. por lata

La cafeína, tal como las otras metilzantinas, se mateboliza a través del sistema enzimático hepático. Esta parece ser la única vía que metaboliza la cafeína ya que los estudios no han descubierto el involucramiento de otros órganos. Es estudios realizados sobre un grupo de personas sanas, que tomaron 480 mg. por semana, se demostró que el metabolismo farmacocinético de la cafeína no sufrió modificaciones. Evaluar el consumo de café es relativamente sencillo, mientras es más difícil evaluar el consumo de cafeína, esto por una serie de motivos entre los cuales hay que recordar, tales como las mezclas y la cantidad de polvo de café usado, el método de preparación y la cantidad en las tazas. Solo con oportunas aproximaciones y extrapolaciones se puede evaluar la cantidad de cafeína por taza.

Efectos de la cafeína en el organismo

Las razones por las cuales el consumo de café es tan difundido pueden ser varias: por sus cualidades aromáticas (olfativas y gustativas), por su efecto estimulante, o su efecto restaurado, debido a la cafeína y otras sustancias activas del café. En la medicina la cafeína es utilizada combinándola con analgésicos como combinación para combatir dolores, y en la parte clínica en menor escala comparada a la teofilina, usada como broncodilatador.

Si bien es cierto que la cafeína esta clasificada como una sustancia psicoestimulante (como las anfetaminas y la cocaína) no hay duda que su efecto es inofensivo comparado a los otros psicoestimulantes.

El café no crea dependencia como las otras sustancias y además no induce a comportamientos sociales peligrosos. Sobre los efectos psicoestimulantes de la cafeína se han hecho numerosos trabajos, muchos sobre animales y algunos sobre el hombre. Las dosis de cafeína suministradas en estos estudios siempre fueron mayores a los consumos normales.

Usualmente se suministran de 3 a 10 mg/kg. similar a 200-600 mg. para un adulto, que equivale de 3 a 8 tazas de café suministradas contemporáneamente. Las bases farmacológicas de la acción de la cafeína en el sistema nervioso pueden ser principalmente atribuidas a su interacción con el sistema adenosinérgico: la cafeína como otras metilxantinas inhiben cerebrales de la adenosina. A más altas dosis la cafeína interactúan con otros sistemas neurotransmisores. Estudios fisiológicos, farmacológicos o comportamentales indican que la cafeína actúa como síntesis o turn-over de las catecolaminas. Los efectos de la cafeína en el comportamiento sobre el SNC y también en otros sistemas como los periféricos controlan las funciones de los sistemas renales, cardiovasculares y respiratorios. La toma prolongada y en grandes cantidades puede producir efectos como una menor actividad locomotora como se demostró en un experimento hecho con roedores. Esta situación sin embargo desaparece con el tiempo.

La relación entre la toma de cafeína y el incremento de la presión es minima ya que el organismo lo tolera y la asimila rápidamente. Es de hacer notar que otros efectos que produce la cafeína se observan solamente después de suministrarse cantidades elevadas y sobre individuos que no la han tomado por un periodo grande de tiempo. Este efecto en menor escala permanece también durante el consumo habitual de café y esta situación resulta ventajosa, ya que en inmundo en que el sedentarismo ha ido creciendo, la cafeína ayuda a disipar energías y activa el movimiento.

Si al efecto termogenetico se agrega la prioridad de la cafeína de estimular y mejorar la utilización de la energía para el trabajo fisico, resulta claro que la cafeína en dosis normales, contribuye a mantener el peso corpóreo y a utilizar las fuentes energéticas del organismo.

Además de las dosis y la tolerancia, hay que tener en consideración otros factores que pueden modular los efectos de la cafeína, como la personalidad del individuo y la edad. Jóvenes, adultos y ancianos pueden dar respuestas diferentes. Otros efectos de la cafeína pueden reducirse consumiendo la mitad aunque tiene mucho que ver la variabilidad de carácter de las personas.

Deja una respuesta