NOMBRAMIENTO DE MUNGUIA PAYES CAUSA REVUELO EN LA SOCIEDAD SALVADOREÑA

La guerra en El Salvador,  frenó su desarrollo en más de 20 años, el país adquirió una deuda que aún se está pagando, pero que con la firma de los Acuerdos de Paz, se puso fin a una etapa del país en donde la milicia abusó de la población sin medida.

Ahora con el nombramiento del General Munguía Payes como Ministro de Justicia y Seguridad, el divorcio del FMLN y el Presidente Funes es inminente y  muchos sectores ven con recelo el futuro del país en manos nuevamente de un militar.

La realidad que viven los salvadoreños en el tema de seguridad es alarmante, por lo que el Presidente Funes, además de necesitar a alguien de su entera confianza, necesita por lo menos tratar de frenar la delincuencia y el narcotráfico.

En el gobierno de Antonio Saca, sus planes en contra de la delincuencia, Mano Dura y Mano Súper Dura no dieron los resultados esperados y si Munguía falla, entonces se tendrá que tomar otra decisión.  Pero surgen entonces grandes interrogantes.  ¿Qué pasó con las escuchas telefónicas?, ¿Desconectar la señal, cerca de las prisiones?,  ¿Quitar tomacorrientes de las cárceles para que no puedan cargar los teléfonos infiltrados dentro de los centros penitenciarios?, esas 3 acciones tan insignificantes tendrían gran impacto, más sin embargo tampoco se ven planes de construir más centros penitenciarios, porque si esto funciona ¿En donde encerrarán a los capturados?

También se sabe que los resguardados en las cárceles tienen una alimentación de primera, lo que significa un gasto honoroso al Estado que son todos los salvadoreños, por lo que habría que ponerlos a trabajar para que no sean una carga.  Algo se tiene que hacer y pronto, de otra manera no se saldrá adelante.

Hay que darle el beneficio de la duda al nuevo Ministro Munguía y en estos dos años y medio que falta para que este gobierno concluya su período haya resultados o por lo menos frenarla, porque hasta ahora todavía los salvadoreños no están convencidos de que realmente se quiera frenar la delincuencia.

Norma Estela Aguirre de Francia

Deja un comentario