• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

METAPÁN, NUESTRO BICENTENARIO

La llegada de los españoles en el siglo XVI, a estas tierras habitadas por tribus Mayas,
Toltecas, Pipiles, Pocomanes, Chortí y otras, significo un drástico cambio de vida,
acostumbrados a vivir en grupos-estados, con sus propios sistemas de gobierno influenciados
grandemente por Copán, dirigidos por un cacique, rindiendo culto a un dios símbolo de la
naturaleza, del cultivo y de la recolecta, de la caza con simples armas de oxidiana, palos y
piedras, a ser un grupo de nativos esclavizados por el poder de las armas de pólvora y de
metal, pero más que eso, a ser temerosos de una nueva religión, la cristiana que con el poder
de la fe, sirvió más a los españoles a gobernar, que las armas mismas con las cuales estos
pueblos prehispánicos fueron conquistados, nuevas enfermedades para las cuales no
contaban con defensas naturales diezmaron sus poblaciones a punto de extinguirlas.
Atlacatl, Copan Calei, Antu Silan Ulap, y Lempira defendieron fuertemente estas tierras
ante la conquista férrea comandada por Pedro de Alvarado, Gonzalo de Alvarado, Diego de
Alvarado, Luis de Moscoso, Hernando de Chávez y Juan Pérez Dardón, finalmente vencidos se
vieron sometidos a un nuevo sistema de gobierno al cual no estaban acostumbrados, Alcaldes
en las ciudades y Encomenderos en los poblados, rindiendo tributo en especies o trabajo a
estos últimos que después de la segunda generación se convirtió en un tributo al Rey.
Lo que actualmente comprende el territorio de El Salvador, era un territorio sin
muchas riquezas que explotar por lo que prácticamente se convirtió en una zona de cultivo en
donde el cacao, el bálsamo y el añil fueron cultivados fuertemente, mas sin embargo en la zona
de Metapán, una de las poblaciones más notables del periodo colonial, se encontraron varias
vetas de minerales como lo fueron el plomo, la plata, el oro y el hierro, siendo éste ultimo el
que genero mayor riqueza a la corona española, así que a inicios del siglo XIX era aquí en
Metapán donde se concentraba la mayor cantidad de Españoles y en esa época ante los
acontecimientos generados en el Norte y Sur de América con sus gestas independencistas y la
debilidad de España ante la dominación francesa, estaba generando inconformidades entre los
nativos, criollos y también en los Peninsulares por los tributos o impuestos que se tenían que
conceder a la corona. En la primera década del siglo XIX, las autoridades coloniales españolas,
realizaron una serie de medidas fiscales y económicas impopulares, como el aumento de
tributos y la consolidación de deudas estatales, para financiar las guerras europeas de la
Corona española, estas medidas acrecentaron el sentimiento de independencia entre los
criollos, fue caldo suficiente para generar e incrementar esos malestares que fueron los inicios
de la Independencia de Centro América; San Salvador lidera esa gesta mediante el primer grito
de independencia, un 5 de noviembre de 1811 es el día de las reuniones secretas, reuniones
clandestinas en donde se definen las acciones a tomar para lograr la liberación de la Corona
Española, esto no es bien visto por las autoridades monárquicas lo cual como es lógico conllevo
a una respuesta opresiva, aunque fue un movimiento pacífico, implico darlo a conocer a los
demás partidos, uno de ellos, Metapán, si, nuestro Metapán se involucra quizá por primera vez
en apoyar esa larga y grande historia de movimientos rebeldes, que a lo largo de la historia
Metapán se ha visto involucrado. Lo difícil de las comunicaciones y caminos de esa época hace
que en Metapán, esa gesta emancipativa sea apoyada hasta un día viernes 24 de noviembre en
horas de la tarde, pequeñas actitudes de rebeldía que anticipaban el malestar de los
pobladores, estallan en una sublevación de enormes proporciones para ese entonces, las cuales
persisten en los anales históricos hasta nuestra fecha. Es así como Juan de Dios Mayorga,

criollo radicado en Metapán y administrador del correo, próspero cultivador de añil de la zona,
prócer de nuestra independencia, lidera esa gesta local, les pide a los pobladores que la gesta
sea ordenada, que la actitud a manifestar sea de reclamo y no de aprovechamiento, como no
ingerir las bebidas alcohólicas, ya que las fabricas locales de alcohol y tabaco son destruidas,
otros amotinados liberan a los reos mientras es apedreada la casa del alcalde peninsular Jorge
Guillén de Ubico quien es depuesto y en su vez, le entregan la vara edilicia a don José Antonio
Hernández, son 3 días de sublevación 24, 25 y 26 de Noviembre, acaudillados por el alcalde
indio Andrés Flores, Lucas Flores, José Galdámez Miranda, Severino Posada, Marcelo Zepeda, el
negro José Agustín Alvarado, Leandro Fajardo y María Madrid, instigados y dirigidos por los
españoles criollos Juan de Dios Mayorga, Juan José Escobar y Antonio Hernández, es
importante mencionar la participación femenina en esta gesta, con su más célebre
frase: “Si no tenéis calzones, aquí tenéis nuestras enaguas” dicha al momento de arengar a los
amotinados indios y ladinos. El grupo de insurrectas de Metapán estuvo encabezado por
María Madrid y por Francisca de la Cruz López siendo apresadas por ese motivo y liberadas
gracias al indulto promulgado el 3 de marzo de 1812, las otras participantes fueron las
catequistas siguientes: Micaela Arbizú, Sebastiana Martínez, Manuela Marroquín, Úrsula
Guzmán, Patricia Recinos, Rosa Ruíz, María Isabel Fajardo, Luciana Vásquez, Juana Vásquez,
Juliana Posada, Feliciana Ramírez, Petrona Miranda, Teresa Sánchez, Eusebia Josefa Molina y
María Teresa Escobar. Una mujer que también sufrió el calvario consecuente, fue doña María
Teresa Escobar, esposa de Juan de Dios Mayorga ante la cárcel, humillación y embargo de
bienes que sufrió su marido, quien entre otras cosas dice: que mi marido se halla reducido más
ha de cuatro meses a prisión en una oscura bartolina, en la misma orden de la prisión iba la
del embargo de todos sus bienes…. que se verificó arrojándome a mí a la calle con mi afligida
familia, y sin recursos para subsistir….
Metapán ha escrito ya, su nombre en los libros de historia, en las gestas
independencistas de El Salvador, que posteriormente daría también a uno de sus máximos
hijos nativos de aquel San Pedro Metapas de Pedro de Alvarado, como otro más, otro prócer
ilustre de la Independencia, el Presbiterio y Dr. en cánones don Isidro Menéndez Posada,
tercera generación de los Menéndez radicados aquí en Metapán, rector de la Universidad
Nacional, Diputado constituyente de la Federación de Centro América, Ministro de Gobierno,
intimo amigo del Dr. José Matías Delgado, de Francisco Morazán, Padre de la Legislatura
Salvadoreña.

-LOOR A NUESTROS PROCERES METAPANECOS EN LA GESTA INDEPENDENCISTA-

Comentar